www.melillahoy.es
La Delegación advierte que se intensificarán los controles en los distintos puntos fronterizos
La Delegación advierte que se intensificarán los controles en los distintos puntos fronterizos

Delegación avisa a los melillenses que ya no podrán pasar carne y leche por la frontera

Por el riesgo de contagio de la "fiebre aftosa" que hay en el Magreb, aunque sea para consumo propio

sábado 21 de noviembre de 2015, 02:28h
La Delegación del Gobierno anunció ayer que está prohibida a partir de este viernes la entrada de carne y productos cárnicos así como de leche y productos lácteos a través de las fronteras entre Melilla y Marruecos, por el riesgo de contagio de la "fiebre aftosa". Esta medida, que se había adoptado en otras ocasiones, va a afectar a miles de melillenses que a lo largo de la semana regresan del país vecino con compras en las que se incluyen yogures, carnes o leches, entre otros productos cárnicos y lácteos. El final de esta medida se desconoce porque todo dependerá de cuándo se producirá el final de la fiebre aftosa detectada en algunos países del norte de África. Se trata de una enfermedad infecciosa de origen vírico que afecta al ganado aunque no existe riesgo de infección humana mediante el consumo de productos de origen animal infectados con el virus aftoso.
A través de una nota de prensa, la institución ha señalado que la medida se ha adoptado en aplicación de una nueva orden del Gobierno, "conforme a lo establecido en la Orden AAA/2444/2015, de 19 de noviembre, por la que se establecen medidas de emergencia preventivas frente a la fiebre aftosa en el Magreb". Así desde el Área de Salud Pública de la Delegación del Gobierno en Melilla se ha comunicado a la población melillense que "queda prohibida la entrada en Melilla de carne y leche, así como de productos cárnicos o lácteos procedentes del Magreb, con independencia de sus cantidades y de que su destino sea la importación o el pequeño consumo de particulares". Publicidad Igualmente, ha subrayado que queda prohibida la entrada a Melilla "de heno o paja procedente de los países del Magreb". La Delegación del Gobierno ha asegurado por último que "con el fin de velar por el efectivo cumplimiento de la nueva orden, se intensificarán los controles en los distintos puntos fronterizos entre tanto no se reciban nuevas instrucciones". Esta medida va a afectar a miles de melillenses que cruzan a lo largo de la semana la frontera y que a su regreso de Marruecos, en su mayoría, traen a Melilla consigo leches de distinta procedencia animal, quesos, yogures, mantecas naturales y carne de todo tipo para su consumo propio.