www.melillahoy.es

Los técnicos superiores sanitarios denuncian treinta años de indefinición e indefensión

Trabajadores participantes en la concentración
Trabajadores participantes en la concentración (Foto: Guerrero)

Si Ingesa mantiene el mutismo, no descartan adoptar nuevas medidas de protesta

martes 01 de diciembre de 2015, 22:27h
Los técnicos superiores sanitarios del Hospital Comarcal, que se han constituido en gestora para crear su propio sindicato profesionales, se concentraron ayer a las puertas del centro sanitario, con el apoyo del Sindicato Médico de Melilla, al objeto de reivindicar que la administración sanitaria atienda una demanda que vienen arrastrando desde 1984 y que incluso ha quedado recogida en varias sentencias judiciales, como es el desarrollo efectivo de las competencias de estos trabajadores.
Dos portavoces de los algo más de treinta técnicos superiores sanitarios que actualmente desarrollan su labor en el Hospital Comarcal, fueron las encargadas de dar lectura al documento que resume que desde 1984 están a la espera de que la administración sanitaria desarrolle de forma efectiva las competencias que afectan a la labor de estos trabajadores, tal como promovió el Ministerio de Sanidad, a través de una orden, en 1984. La queja de estos profesionales es "el incumplimiento reiterado, antes del Insalud y ahora Ingesa, de la normativa legal aplicable".

Aseguran que "son muchas las disposiciones legales que Ingesa incumple y lo peor es que lo hacen con plena consciencia". Según explicaron, este año han retomado "por enésima vez contactos con la administración sanitaria encaminados a solucionar un problema enquistado en el tiempo", pero sin que haya habido una "negativa explícita para solventar la situación perenne en la que se desarrolla nuestra actividad, tampoco ha existido una voluntad manifiesta de resolución, encontrándonos con excusas vagas, nada concluyentes o convincentes".

Aunque estos trabajadores son conscientes de que "no se puede resolver el problema de nuestro colectivo de un día para otro", eso no quita que sea "inadmisible que Ingesa no cumpla las instrucciones de la Dirección General de Insalud cuando el Ministerio" sí lo ha logrado en el resto del país, incluyendo a Ceuta. El incumplimiento de las disposiciones legales que avalan la necesidad de desarrollar las competencias de estos trabajadores, "se traduce en una gestión ineficiente, deficiente designación de Recursos Humanos, en una mutilación del desarrollo profesional de los trabajadores y, por tanto, en costes de oportunidad intolerables".

Por el contrario, el cumplimiento de la legalidad produciría, a nivel laboral y de forma progresiva en el tiempo, "en el laboratorio y radiodiagnósticos, se trabajaría con un único colectivo ambivalente; el trabajo y la responsabilidad sería compartida; el ambiente de trabajo sería mucho más distendido al compartir las tareas de forma más equitativa". Asimismo, se permitiría el desarrollo profesional del colectivo de técnicos, "cosa que hasta ahora es imposible al estar mutiladas sus funciones inherentes al puesto de trabajo". Además, al ser personal de Servicios Centrales hospitalarios y "nuestra actividad está encaminada al diagnóstico, pasaríamos a depender de la División Médica".

El Ingesa lleva ya más de un mes sin responder a la última petición trasladada por estos trabajadores, razón por la que se anuncia que se reunirán en asamblea para adoptar nuevas medidas de protesta.