www.melillahoy.es

Hoy se abrirá la Puerta Santa del Sagrado Corazón por el año de la Misericordia

Situada en el lateral del templo que discurre por la Calle Roberto Cano, será en la misa de las 11:30

sábado 12 de diciembre de 2015, 21:37h
Interior de la parroquial arciprestal
Interior de la parroquial arciprestal
La Iglesia melillense se suma este domingo a los actos preparativos del inicio del Año Santo de la Misericordia con la apertura de la Puerta Santa del Sagrado Corazón por la que podrán cruzar los peregrinos que quieran ganar la indulgencia plenaria vinculada al Jubileo del año santo. Será en la ceremonia religiosa de las once y media de la mañana en la que, además, se bendecirán los niños Jesús de los belenes de las familias melillenses.
Con la apertura de la Puerta Santa del Sagrado Corazón en la misa de las 11.30 horas de este domingo, "comenzaremos un año llamados a la misericordia y al perdón, para que la felicidad pueda llegar a todas las gentes", afirma el vicario episcopal Roberto Rojo. La puerta en cuestión es la que desemboca en la calle Roberto Cano. En la Eucaristía de esta mañana también se bendecirán los niños Jesús de los belenes de los melillenses que acudan con la imagen. Al terminar la Eucaristía se dará la Bendición con el Lignum Crucis y se dará a besar como signo "donde hemos sido redimidos". A lo largo del Año Santo de la Misericordia, "tendremos otras celebraciones en el que destacara el Sacramento de la Confesión", señala.

Año Santo
2016 será un Año Santo o Jubilar, un año de perdón y reconciliación y el de esta ocasión es el de la Misericordia. El Año Santo se convoca cada 25 años y lo que se persigue en el jubileo es pedir perdón a Dios y perdonar a los demás. "La indulgencia que se gana al cruzar la puerta santa limpia las huellas que dejan en el alma y en la conducta los pecados ya perdonados en la confesión. La devuelve al estado original", indican los expertos.

Las Puertas Santas se abren sólo durante el año del jubileo y permanecen el resto del tiempo cerradas. Los peregrinos cruzan las puertas santas para ganar la indulgencia plenaria vinculada al Jubileo. Pero hay que cumplir una serie de requisitos, como por ejemplo, realizar el sacramento de la confesión, vivir la Eucaristía y orar. El jubileo, se señala, no interesa solo a los católicos, sino que "el Jubileo de la Misericordia crea una mayor sintonía espiritual con judíos y musulmanes, que también consideran la misericordia como el primer atributo del Dios único".
"El rito de la apertura de la Puerta Santa pretende ilustrar simbólicamente que a los fieles de la Iglesia se les ofrece un "camino extraordinario" hacia la salvación durante el tiempo del Jubileo. Simboliza el dejar atrás el mundo y entrar en la presencia de Dios, de manera similar a la forma en que los sumos sacerdotes del Antiguo Testamento atravesaban la entrada del santuario interior del Tabernáculo en Yom Kipur -la conmemoración judía del Día de la Expiación, perdón y del arrepentimiento de corazón- para entrar en la presencia de Dios y ofrecer sacrificios", recoge la web Aciprensa.