www.melillahoy.es

La CECU alerta de los peligros para la salud de los disfraces no homologados

Si busca usar lentillas de colores para completar el disfraz, procure que sean de óptica porque pueden provocar daños importantes

martes 02 de febrero de 2016, 22:00h
En el caso de los menores, los disfraces se consideran juegues
En el caso de los menores, los disfraces se consideran juegues
Carnaval está cerca y cada vez son más los que aprovechan estos días para poner en marcha su ingenio y disfrazarse de las cosas o personajes más originales. Algunos le dedican tiempo a la búsqueda de los complementos que el disfraz requiere y compran productos de calidad, pero otros lo dejan para última hora y acaban con productos no del todo fiables, que no cumple con la normativa. Elegir los complementos de tu disfraz debe ser algo a lo que dediques tiempo, puesto que en el mercado siguen apareciendo complementos irregulares y potencialmente peligrosos, sobre todo en el caso de los disfraces infantiles.
La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), ha elaborado un decálogo de recomendaciones para comprar un disfraz y obtener artículos de calidad que no sean peligrosos. En el caso de los disfraces industriales, los destinados a menores de 14 años se consideran juguetes, y por ello deben incluir nombre y marca del producto, identificación del fabricante, importador o distribuidor, instrucciones y advertencia de uso y el marcado CE. Para evitar el riesgo de estrangulamiento está prohibido que lleven cordones o cuerdas en la zona del cuello en disfraces para menores de siete años, y de una longitud superior a 7,5 centímetros para mayores de esa edad. Los disfraces de adultos deben incluir un etiquetado completo y en castellano, conforme a la normativa.

Compras responsables
En el caso de máscaras y pelucas es fundamental comprobar que los orificios de ojos, nariz y boca tengan aberturas de un tamaño adecuado para evitar riesgos de asfixia. También se debe verificar que incluyan un etiquetado completo y en castellano. Además, tanto las pelucas como las máscaras, deben estar realizadas con materiales no inflamables.

Respecto al maquillaje debemos comprobar que aparezcan los componentes o ingredientes en el etiquetado, con la finalidad de evitar posibles alergias. Además debe incluir las precauciones e instrucciones de uso en español. En cuanto a las lentillas decorativas deben venderse en establecimientos que dispongan de profesional cualificado y verificar que incluyen un etiquetado adecuado en nuestro idioma, porque pueden provocar daños importantes, e incluso desprendimiento de retina.

En el caso de los complementos, hay que prestar especial atención a los que llevan los niños (arcos con flechas, pistolas, sombreros, diademas), comprobando que no tengan partes punzantes ni piezas pequeñas que puedan desprenderse con facilidad y ser tragadas. Por último, es fundamental adquirir productos que cumplan todas las condiciones de seguridad y etiquetado. También debes guardar el ticket de compra o la factura para reclamar.