www.melillahoy.es

El bebé de Karla parte a la península junto a su familia tras finalizar los trámites legales

Los abuelos se trasladan a Oviedo para seguir el tema judicial mientras él se queda en Córdoba en casa de sus tíos

lunes 18 de julio de 2016, 20:23h
Karla sólo tenía 21 años y su hijo, 11 meses
Karla sólo tenía 21 años y su hijo, 11 meses
Ayer lunes, finalmente, la familia de Karla Belén pudo partid de Melilla llevando en brazos al bebé de once meses de la joven asesinada hace una semana en la zona de la Hípica, supuestamente, por su ex compañero sentimental, que se entregó voluntariamente. El pequeño queda bajo la custodia de sus tíos maternos, mientras que los abuelos se trasladan a Oviedo para seguir la causa judicial tras este lamentable caso de violencia machista.
En declaraciones a este Diario, la viceconsejera de la Mujer, Isabel Moreno, confirmó que ayer lunes partieron vía aérea a la península los familiares de Karla Belén Pérez Morales, la joven española de origen ecuatoriano que perdía la vida el pasado domingo 10 de julio en la zona de Hípica, supuestamente a manos de su ex compañero sentimental y padre de su bebé, un marroquí de 34 años que se entregó en Comisaría.

Desde ese momento, la Ciudad Autónoma se había hecho cargo del niño y acogido en la Casa Cuna del Centro Asistencial a la espera de la llegada de la familia de la víctima que desde el primer momento mostró su interés por hacerse cargo del pequeño. El único problema, las barreras burocráticas, aunque tanto el Colegio de Abogados de la Ciudad, como la Ciudad Autónoma se pusieron a disposición de la familia para prestarles toda la ayuda que precisaran. De hecho, a la espera del informe de idoneidad del Juzgado de Córdoba donde residen los tíos maternos que se hacen cargo del niño, una vez se agilizaron los trámites en Melilla, la familia ha podido tener al pequeño durante las horas del día y dejarlo en la Gota de Leche para pasar la noche. De hecho en la procesión de la Virgen del Carmen se vivió uno de los momentos más emotivos de la jornada cuando la procesión se acercó a la altura de los abuelos maternos que ofrecieron al bebé a la patrona del mar.

La familia de Karla Belén, a pesar del terrible dolor por la pérdida de la joven, "se han mostrado muy agradecidos por cómo se ha volcado Melilla dándoles muestras de cariño como la Ciudad Autónoma por agilizar todo lo relacionado con el menor, que a fin de cuentas era lo más justo para el bebé, quedarse con su familia materna".

Los tíos, tras serle concedida la guarda provisional, se llevan el pequeño a Córdoba, mientras los abuelos maternos se trasladan a Oviedo para seguir la marcha del proceso legal por el asesinato de Karla. "Nosotros desde Melilla vamos a estar apoyándoles desde aquí y seguiremos muy de cerca el proceso", indicó la viceconsejera.