www.melillahoy.es

Marín explicó que están arreglando la parte exterior, pero en el caso de que la avería esté en el interior durarán al menos dos meses

La Estación Marítima ha habilitado autobuses para causar menos molestias a los pasajeros
La Estación Marítima ha habilitado autobuses para causar menos molestias a los pasajeros

La reparación de la pasarela del muelle del Espigón podría durar de dos semanas a dos meses

miércoles 27 de julio de 2016, 00:43h
El presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Marín, explicó que ya están arreglando la pasarela móvil de pasajeros del muelle del Espigón pero desconoce exactamente cuánto durará su reparación. Y es que si es la parte exterior, en dos o tres semanas podría estar arreglado, pero temen que sea una avería interna, cuya “compleja” reparación podría durar al menos dos meses.
El presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Marín, apuntó que fue este lunes cuando transmitió al delegado de Gobierno y a los asistentes a la reunión de la Operación Paso del Estrecho (OPE) el estado de la pasarela móvil de pasajeros del muelle Espigón que se quedó inutilizada tras el atraque del buque de Armas el pasado viernes.

Marín aseguró que la duración de la reparación del finger es "difícil de precisar", ya que dependerá si son daños internos que aún se desconocen, o si son daños externos, como sí que se perciben en la estructura.

En el caso de que sea solo la parte exterior de la pasarela se podrá arreglar en dos o tres semanas. Sin embargo, si además también está estropeado el funcionamiento interno de la pasarela, se tardará entre dos meses y medio dado el "complejo" sistema con el que funciona la estructura.

Es el motivo, por el que la Autoridad Portuaria, ya está arreglando la parte externa de la pasarela para comprobar si funciona. En caso contrario tendrán que desmontar el finger, ver donde está la avería y volverlo a montar, lo que supone un mayor tiempo de reparación.

Marín asegura que lo ocurrido ha sido un "accidente" y la Autoridad Portuaria pondrá todos los recursos necesarios para causar el menor perjuicio posible a los pasajeros. Para ello, la institución portuaria ha instado a la empresa que gestiona la Estación Marítima a que pongan los autobuses necesarios para evitar molestias a los pasajeros.