www.melillahoy.es

FÚTBOL-OPINIÓN

La afición melillense debe darse cita en masa el próximo sábado para la importante cita liguera ante la Balompédica Linense
La afición melillense debe darse cita en masa el próximo sábado para la importante cita liguera ante la Balompédica Linense (Foto: U.D. Melilla)

El estadio debe estar a ‘reventar’

lunes 10 de abril de 2017, 20:06h
Que nadie se equivoque ni lleve su análisis de la temporada unionista a confusión. La campaña de la U.D. Melilla está siendo de órdago, se están consiguiendo unos registros a la altura de muy pocos, pero esta gesta no conoce de nombres propios ni de casualidades cósmicas. El éxito de la plantilla que más tiempo lleva sin conocer la derrota del fútbol español radica en su incuestionable trabajo y en el altísimo grado de cohesión de un vestuario donde todos suman. Todo el que sale lo hace de escándalo.
A falta de tan sólo cinco jornadas para el final del campeonato, la U.D. Melilla ha vuelto a encaramarse a los puestos altos de la tabla, aquellos que determinarían su clasificación para el Play-Off de ascenso. Terceros y con 55 puntos, los de Juan Moya dependen de sí mismos para conseguir el ansiado sueño de un melillismo que lleva muchos años navegando entre las medias tintas y las promesas incumplidas.
Ahora es el momento de los unionistas, que no pueden rebajar un ápice la intensidad demostrada, pero también es el de los aficionados melillenses. Estos últimos tendrán que demostrar con su imprescindible apoyo que realmente desean ver al equipo de su tierra en Segunda División. El próximo encuentro, que puede comenzar a señalar con aún más firmeza el camino de la U.D. Melilla hacia las eliminatorias de ascenso, se celebra en el Estadio Municipal Álvarez Claro este sábado, a las 20'30 horas, y la presencia de la hinchada es primordial, de inexcusable falta.
En la Explanada de Camellos esperan que los seguidores del club norteafricano sepan responder al tremendo trabajo de sus jugadores durante toda la campaña. Su papel ha de ser activo, Melilla ha de ser un destino indeseable para todas aquellas escuadras que la visiten. Si los azulinos pretenden acabar entre los cuatro primeros clasificados no se puede escapar punto alguno de su fortín. El estadio tiene que estar a ‘reventar’ en las tres 'finales' que aún quedan por disputarse en él.
Firmado por la U.D. Melilla.