www.melillahoy.es
Durante el conflicto de los 11 borregos de la frontera, un empresario se comprometió a pasarlos pero después se echó para atrás, ha asegurado un destacado miembro melillense bereber
Ampliar
Durante el conflicto de los 11 borregos de la frontera, un empresario se comprometió a pasarlos pero después se echó para atrás, ha asegurado un destacado miembro melillense bereber

Denuncian amenazas a ganaderos para impedir que traigan borregos de Marruecos a Melilla

Desconocen de dónde provienen estas amenazas ni qué buscan con ellas pero creen que podrían obedecer a un intento de crear crispación entre comunidades

sábado 26 de agosto de 2017, 02:29h
Un destacado miembro de la comunidad melillense de origen bereber ha denunciado públicamente que al menos dos de los tres ganadores que tienen autorización para trabajar como explotación ganadora han recibido amenazas de todo tipo para que no traigan borregos desde Marruecos a Melilla. Según este interlocutor que ha trasladado esta denuncia a MELILLA HOY, los últimos en recibir estas amenazas serían los responsables de la tercera explotación ganadera que recibió la autorización el pasado miércoles y cuyos trámites se agilizaron porque se habría comprometido a traer borregos de Marruecos. Sin embargo, según este representante musulmán, la última ganadería finalmente habría desistido de importar borregos marroquíes por "las amenazas recibidas", algunas de muerte. Este portavoz cualificado desconoce de dónde provienen estas amenazas ni qué buscan con ellas pero cree que podrían obedecer a un intento de crear crispación entre comunidades religiosas y culturales en Melilla "para romper la convivencia".
El portavoz ha subrayado que tanto el Gobierno del PP, autorizando esta tercera explotación, como CPM, principal partido de la oposición y artífice de todas las protestas para exigir que se permita el paso de borregos marroquíes y así permitir que los melillenses de confesión musulmana cumplan con su tradición milenaria, estaban de acuerdos con esta solución y con ello cumplir con las exigencias de las normas establecidas por el Ministerio de Agricultura para acceder a esta reivindicación realizada desde nuestra ciudad.

Así ha explicado que durante el conflicto creado con la retención los días 15 y 16 de agosto de once borregos vivos que pretendían pasar por la frontera de Beni-Enzar a bordo de una furgoneta, ya habló con una de las dos explotaciones ganaderas existentes en ese momento, en concreto la de Sidi dado que uno de sus hijos fue diputado de CPM (Abderrahim Selam).

Este empresario, según la citada fuente, habría accedido a llevárselo a su explotación ganadera el día 15 de agosto pero al día siguiente, el 16 de agosto, se negó, lo que impidió que estos animales pasaran a Melilla. "Fue el primer amenazado" ha subrayado.

Una vez ocurrido este incidente y viendo que existía un tercer empresario al que le quedaba algún trámite para lograr ser reconocido como explotación ganadera, se contactó con él para agilizar estos documentos, con el compromiso de traer borregos de Marruecos. El permiso fue concedido este miércoles pasado, por un Consejo de Gobierno extraordinario, pero ahora, según este destacado miembro de la comunidad melillense de origen bereber, ha cambiado de opinión y ahora aseguraría que no va a traer borregos de Marruecos "también por amenazas".

“¿Crear crispación?”
"Se nos rompen los esquemas porque no sabemos quién amenaza a quién ni qué buscan con estas amenazas" ha admitido esta fuente, quien ha indicado que "alguien, no sé quién, está interesado en crear crispación con este tema y romper la convivencia en Melilla" ha advertido.

Los únicos corderos hasta el momento que han obtenido permiso para ser importados a Melilla son los de la Península, en concreto de las carnicerías Sidi y Dina, las dos explotaciones ganaderas existentes hasta esta semana, a la que se ha sumado la de la familia Mezzian. Ninguna de ellas, que se sepa a fecha viernes 25 de agosto, ha traído corderos marroquíes ni parece que tenga intención de hacerlo.

El destacado miembro de la comunidad melillense de origen bereber habla de "amenazas" para intentar explicar qué ha sucedido con dos de las tres explotaciones ganadoras que mostraron su interés por pasar corderos del país vecino y que en el último momento "se echaron para atrás".

La incógnita es quién o quiénes estarían detrás de esas supuestas amenazas y qué objetivos perseguirán las mismas.