www.melillahoy.es
En esta obra se va a aprovechar la reparación de los daños causados por el terremoto del 25 de enero de 2016 para introducir “mejoras sustanciales”
En esta obra se va a aprovechar la reparación de los daños causados por el terremoto del 25 de enero de 2016 para introducir “mejoras sustanciales” (Foto: Guerrero)

La Ciudad invierte 285.000 euros para rehabilitar la parte noble del Palacio de la Asamblea

Esta obra tiene un plazo de ejecución de 5 meses y supondrá la renovación de los suelos, el refuerzo de los pilares y la reparación de las vidrieras

jueves 14 de septiembre de 2017, 22:39h
La Ciudad Autónoma de Melilla invertirá 285.010 euros en la rehabilitación de la zona central del Palacio de la Asamblea, la “parte noble” de uno de los edificios modernistas más emblemáticos del arquitecto Enrique Nieto, para recuperarlo de los daños que sufrió tras el terremoto de magnitud 6.3 del 25 de enero de 2016. Esta obra afectará a los suelos, los pilares y las vidrieras situadas en la entrada principal del edificio consistorial.
El presidente del Gobierno local, Juan José Imbroda, acudió ayer a la presentación de este proyecto junto al consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, quien informó de que la obra supondrá 5 meses de trabajos, y su ejecución obligará a desalojar “uno a uno” los despachos del Palacio de la Asamblea. Esto se debe a que la Ciudad Autónoma no permitirá que la empresa adjudicataria actúe “de golpe” en todas las dependencias municipales para no paralizar el trabajo de esta administración pública.
De hecho, Quevedo apuntó que muy probablemente habrá que aprovechar los fines de semana para desarrollar estas obras, en las que la Ciudad Autónoma permitirá, si es necesario, algún retraso en la ejecución debido a la “complejidad” que supone vaciar cada despacho para actuar.
Imbroda consideró “perfecta” la recuperación del Palacio de la Asamblea que se ha planificado en este proyecto, ya que la actuación prevista “va a ennoblecer más” este inmueble y lo hará más accesible, pero con la premisa de “reponer y dejarlo en su estado anterior” por ser una obra de Enrique Nieto, discípulo de Antonio Gaudí.
Quevedo indicó que en esta obra se va a aprovechar la reparación de los daños causados por el terremoto del 25 de enero de 2016 para introducir “mejoras sustanciales” en un edificio que, recordó, tiene ya 70 años, lo que hace necesario acometer cuestiones como la eliminación de las barreras arquitectónicas.
También se van a reparar los pilares, recuperando en parte de ellos el mármol original tras un tratamiento especial para que no se vea afectado por las humedades, y se va a proceder a pintar todos los espacios de la primera y la segunda planta, además de rehabilitar las vidrieras, un trabajo que llevarán a cabo especialistas de la península.

Más obras en la Asamblea
Además de esta obra, la Ciudad Autónoma también ha actuado en el Palacio de la Asamblea con una obra de remodelación en el ala norte, y próximamente hará lo propio con el ala sur, completando la actuación como consecuencia del seísmo en este inmueble, en el que ya fueron reparados sus dos torreones debido a la urgencia.
Esta es una de las últimas obras que quedan al Gobierno de Melilla por acometer en inmuebles públicos tras el seísmo, junto con las reparaciones estructurales previstas en el cementerio cristiano y la planta depuradora, lo que permitirá completar la inversión de 3,1 millones de euros, financiada en un 50% por el Estado y el otro 50% por la Ciudad Autónoma.