www.melillahoy.es

Dejar un testamento vital evita a las familias “tener que tomar decisiones muy dolorosas”

Desarrollo de la mesa redonda sobre el testamento vital
Desarrollo de la mesa redonda sobre el testamento vital

El éxito de asistentes augura la sexta edición de las Jornadas de Cuidados Paliativos del Hospital Comarcal de Melilla

jueves 05 de octubre de 2017, 19:29h
La directora del Hospital Comarcal, Antonia Vázquez de la Villa, manifestó ayer en las V Jornadas de Cuidados Paliativos la necesidad de dejar por escrito, en el testamento vital, las instrucciones sobre cómo queremos ser tratados en el tramo final de nuestras vidas y evitar a la familia "tener que tomar decisiones que son muy dolorosas". Las jornadas, que se clausuraron ayer, ahondaron en la necesidad de que el cuidador, en especial el familiar, asumir conscientemente esta decisión y, además de buscar su propio tiempo y espacio, proteger su salud física y mental.
Las V Jornadas han incluido, además de ponencias, actividades como una mesa redonda moderada por la directora del Hospital Comarcal, Antonia Vázquez de la Villa, titulada "¿Nos cuidamos también al 'final?: Instrucciones previas (testamento vital)".

Afirmó la doctora Vázquez de la Villa que fue un encuentro "muy participativo" en el que se ha incidido en explicar qué es el testamento vital, un documento "que recoge los valores e instrucciones que quiere dejar uno en el final de su vida si llegado el momento no estás consciente para tomar decisiones".

Acudieron a la mesa personas que ya han cumplimentado el documento y se han abordado dudas o dificultades que les surgieron a la hora de cumplimentarlo. "Siempre decimos que el testamento vital debemos completarlo cuando uno es plenamente capaz, que está sano y cuanto más joven mejor. Debemos reflexionar sobre el proceso de la muerte, que es algo que nos va a ocurrir a todos y pensar qué te puede ocurrir en ese momento y que no puedas tomar decisiones", dijo.

A la hora de cumplimentarlo es preciso hablarlo con la familia y contar con la guía del personal sanitario, porque serán estos profesionales los que nos acompañarán al final de nuestras vidas. Lo que debemos tener claro, indicó la directora del Comarcal, "es que todos vamos a morir y no debemos permitir hacerlo de cualquier manera, sino que indiquemos los cuidados que queremos tener al final de nuestras vidas", evitando de esta forma "que la familia tenga que tomar decisiones muy duras en ese momento".

Autocuidado
El psicólogo Vicente Prieto, fue el encargado de ofrecer la conferencia inaugural titulada "La soledad del cuidador". Según dijo, es preciso que la persona que vaya a convertirse en el cuidador de un familiar, que lo haga de forma consciente y fruto de una decisión personal y no por obligación. Explicó que el cuidador debe hacer compatible esta labor con su trabajo, su familia, obligaciones y ocio, mirando también por su salud, pero la persona "que se ve obligada está predispuesta a sufrir, a llevar mucha carga".
"Si voy a decidir cuidar a este familiar, hay que planificar bien lo que voy a hacer y además cuidarse uno mismo por el desgaste personal de estar en contacto con el dolor del familiar al que se está atendiendo y que se va deteriorando", dijo. En este sentido, indicó que no está demás recurrir a los servicios de un psiquiatra o psicólogo para controlar los problemas emocionales que esta labor genere.

Éxito de participación
Por su parte el doctor Antonio Castillo Polo, manifestó que las quintas jornadas han tenido, como en las precedentes, "una gran respuesta tanto de personal sanitario como de la población en general". En cuanto al contenido del encuentro de este año, destacó la mesa redonda en la que las familias aportaron sus experiencias y vivencias como cuidadores, o la conferencia inaugurar del psicólogo Vicente Prieto "de la que todo el mundo nos felicita y nos piden que vuelva otra vez".

Indicó que como conclusión de las jornadas se puede extraer la idea de que "casi todas las personas somos iguales ante la enfermedades" y que la atención que reciben los pacientes en los últimos estadios de la vida es similar en todas partes del mundo. "Los ritos al final de la vida pueden ser diferentes" según se viva en Estados Unidos o Kenia, pero en lo que se refiere a los cuidados en este tramo final, "son muy parecidos".