www.melillahoy.es

El consumo de cannabis sí se relaciona con los casos de psicosis

Los doctores Néstor Szerman, Silvia Cano y Patricia González
Los doctores Néstor Szerman, Silvia Cano y Patricia González

Además se señala que la prevalencia de los trastornos psicóticos en Melilla supera lo que establecen los estudios generales

domingo 29 de octubre de 2017, 04:00h
Según señaló Néstor Szerman, jefe del Servicio Salud Mental del Gregorio Marañón de Madrid en las jornadas de psiquiatría y salud mental de Melilla, desde el punto de vista científico se ha comprobado que aunque el consumo de cannabis "no es suficiente ni necesario para desencadenar un cuadro psicótico, sí se relaciona con la psicosis". A este hecho añadió la directora de las jornadas, Silvia Cano, que la prevalencia de casos de trastorno psicóticos en Melilla supera en los seis primeros meses del año el 1,15%, superando la media estadística.
Silvia Cano aseguró ayer que las primeras jornadas sobre Psiquiatría y Salud Mental "Psiquiatría entre culturas" que se ha venido desarrollando en Melilla ha superado todas las expectativas. De hecho fue necesario acotar el número de asistentes ante el elevado número de personas interesadas en tomar parte. A esto hay que sumar que "el nivel de las ponencias ha superado las expectativas". Toda la experiencia acumulada les ayudará en la programación de la segunda edición del curso, en la que se ampliará el número de asistentes.

Trastornos
Entre las conclusiones de este encuentro, destacó que la especialista Esperanza Romero presentó un dato más que interesante y es que Melilla cuenta ya con los primeros datos oficiales sobre casos de psicosis. De hecho se ha constatado en los seis primeros meses del año, en entrevistas del área de salud mental, que la prevalencia de los trastornos psicóticos, que según estudios generales debería ser del 1%, en nuestra ciudad es del 1,15%, una cifra que "para una ciudad pequeñita como Melilla es alto". Las cifras, que ya superan la media nacional, podrían aumentar una vez se incorporen los datos del segundo semestre del año.

Reconoció Silvia Cano que resulta complejo explicar las causas de estas cifras porque "el trastorno psiquiátrico recoge muchas dimensiones". No obstante mantiene que, tal como recogía el título de las jornadas, el aspecto cultural puede influir. "El título de las jornadas no era propagandístico, por eso de hablar de Melilla y lo bien que nos llevamos las distintas culturas, pero sí que la cultura en todas sus dimensiones, es uno de los factores que está determinando la prevalencia de los trastornos en Melilla", dijo. Otro elemento "es el consumo tan alto de cannabis que en Melilla, por sus peculiaridades geográficas y culturales, se da".

Sobre este particular el doctor Néstor Szerman, jefe de Servicio Salud Mental Retiro del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y uno de los ponentes de las jornadas, manifestó que aunque no deja de ser un tema controvertido, sí que desde el punto de vista científico se conoce que "el cannabis no es necesario ni suficiente para desencadenar un cuadro psicótico, pero sí se relaciona con la psicosis".

Arropó, además, los planteamientos de la doctora Cano. Indicó, a la hora de hablar de la prevalencia, que hay que tener en cuenta varios factores: “en Melilla está también el facto de la endogamia, de la genética, por lo que tal vez haya gente más vulnerable, y en un ambiente donde además hay más consumo de cannabis, si juntamos los dos factores esto va a dar lugar a la aparición de esta prevalencia mayor de incidencia de psicosis que en el resto de la población del país".