www.melillahoy.es

La Asamblea aprueba la declaración institucional por el 25 de noviembre con un minuto de silencio

Minuto de silencio de la Asamblea por las víctimas de la violencia machista
Minuto de silencio de la Asamblea por las víctimas de la violencia machista

El texto apuesta por implementar las medidas del Pacto contra la Violencia de Género en Melilla

martes 21 de noviembre de 2017, 04:00h
El Pleno de la Asamblea de Melilla aprobó ayer por aclamación el texto de la Declaración institucional que se leerá el próximo 25 de noviembre con ocasión del Día Internacional de Erradicación de la Violencia hacia la mujer. Previo a la votación, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de las últimas víctimas mortales, que se suman a las 44 víctimas mortales de este año, a los que sumar ocho niños. El documento aprobado ayer apuesta por trabajar en la coeducación para formar a las nuevas generaciones contra esta lacra, al tiempo que se apuesta por implementar el Pacto contra la Violencia de Género en la ciudad.
Previo a la votación del texto, el presidente Imbroda invitó a la Asamblea a guardar un minuto de silencio por las últimas víctimas mortales de la violencia de género en nuestro país y que en lo que va de año son 44 mujeres, además de 8 menores y los 23 huérfanos que esta lacra ha generado. "Lo más canallesco son las dos últimas víctimas, la niña Maya de dos años en Valencia y Jessica Bravo en Alicante asesinada delante de su hijo", apostilló el jefe del Ejecutivo local.

Texto
Acto seguido se dio lectura al contenido de la declaración institucional que se aprobó por aclamación popular. El texto recuerda que desde 1999 se conmemora cada 25 de noviembre el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
"Dada la gran importancia y preocupación que nos inspira esta terrible lacra social, que constituye la manifestación más cruel de desigualdad existente en nuestra sociedad, afrontamos desde todos los ámbitos existentes de forma absolutamente responsable, todas aquellas medidas necesarias para erradicar esta barbarie, puesto que consideramos que nuestro gran compromiso es que todos los días sean 25 de noviembre".

Partiendo de la base de que la lucha contra la violencia de género no es un hecho que afecte al ámbito privado, sino que es algo que incumbe a toda la sociedad, "debemos expresar nuestra máxima condena y repulsa ante cualquier forma de violencia en general y la machista, en particular, pues son demasiadas las muertes de mujeres y menores que tenemos que lamentar, son demasiados los niños que han quedado huérfanos, así como las madres que tendrán que sobrevivir con el tormento de haber perdido a sus hijas e hijos".

Ante este problema capital, en 2016 se alcanzó un Pacto contra la Violencia de Género, integrado por distintas fuerzas sociales y políticas, al que se suma el compromiso de incrementar en mil millones de euros la partida para desarrollar las medidas que se aprueben.

Compromisos
Además, desde la Asamblea de la Ciudad Autónoma Melilla, consciente de la realidad de esta problemática social y adecuándose a los nuevos cauces para paliarla, asume los compromiso de implementar las medidas del Pacto contra la Violencia de Género en la ciudad de Melilla; a continuar trabajando en actuaciones encaminadas a la ruptura del silencio por parte de las víctimas y de la sociedad, a la sensibilización y prevención; y potenciar el concepto de coeducación, como herramienta fundamental para transmitir valores necesarios en nuestra sociedad, ello con especial incidencia en edades tempranas, así como en la juventud y adolescencia.

Asimismo, la Ciudad se compromete a seguir impulsando la formación continua y reciclaje de los profesionales que tienen un papel fundamental en la atención y protección de las víctimas de violencia; a impulsar la formación básica y profesional de las mujeres, especialmente las que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad, a fin de mejorar su empleabilidad; a continuar con la coordinación y colaboración interinstitucional; a impulsar las políticas que faciliten a las mujeres el refuerzo de sus capacidades, su protagonismo y su influencia en nuestra sociedad; y a mantener y potenciar los recursos de atención integral a las mujeres que ofrece la Viceconsejería de la Mujer y Juventud.

La Declaración Institucional, que busca servir de reconocimiento "a la gran labor que diariamente desempeñan profesionales, entidades e instituciones desde todos los ámbitos" para seguir avanzando en la erradicación de la violencia contra las mujeres, se cierra con un recuerdo tácito y directo a aquellas mujeres e hijos, víctimas mortales "de esta triste y brutal forma de violencia".