www.melillahoy.es

Melilla recibirá 12,2 millones de euros fruto de tres convenios con Hacienda

Tras la firma, recepción en el Salón Dorado
Tras la firma, recepción en el Salón Dorado

Se destinan 7 millones a políticas sociales, 7 millones a la desalinizadora de agua de mar y 1,2 millones a reparar los daños del terremoto

martes 21 de noviembre de 2017, 04:00h
El despacho de Presidencia acogió ayer el acto de firma de tres acuerdos entre la Consejería de Hacienda de la Ciudad Autónoma y la Secretaría de Estado de Hacienda por el que Melilla recibirá algo más de 12,2 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado de este año para el desarrollo de tres convenios específicos. Los acuerdos contemplan, respectivamente, cuatro millones de ayuda al funcionamiento de la planta desalinizadora, siete millones en inversiones para acción social y un crédito de 1,2 millones para actuaciones relacionadas con la reparación de los daños causados por el terremoto de enero de 2016.
El secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, firmó ayer con la consejera de Hacienda de la Ciudad de Melilla, Esther Donoso, los convenios por los que se habilitan una serie de ayudas con cargo a créditos del Ministerio de Hacienda y Función Pública, contemplados en los Presupuestos Generales del Estado de 2017. La firma se llevó a cabo en presencia del presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, y del delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani.

Acuerdos
Se trata, en concreto, de tres convenios para financiar diferentes actuaciones, tales como la ayuda a la financiación de la planta desalinizadora, inversiones para acción social y un crédito para actuaciones relacionadas con la reparación de los daños causados por el terremoto de enero de 2016.

El primero de los tres convenios habilita una partida de 4.031.110 euros para sufragar parcialmente los costes de funcionamiento de la desalinizador de la Ciudad, en cumplimiento con los principios que figuran en el Texto Refundido de la Ley de Aguas, entre los que destaca el principio de recuperación de costes, para cuya aplicación, la norma establece que se tendrán en cuenta las consecuencias sociales, ambientales y económicas, así como las condiciones geográficas y climáticas de cada territorio, siempre y cuando ello no comprometa ni los fines ni el logro de los objetivos ambientales establecidos.

El segundo convenio tiene como objetivo instrumentar la ayuda a la Ciudad de Melilla para financiar actuaciones de gasto corriente en materia social por un importe total de 7 millones de euros. Esta partida se desglosa en 1,4 millones al mantenimiento del comedor San Francisco en el que se atienen a personas y familias en riesgo de exclusión. Dos millones se destinan a prestaciones como el Ingreso Melillense de Integración (IMI) y programas de prestaciones básicas destinados a personas sin recursos. Cien mil euros van a reforzar el programa de ayuda a domicilio y algo más de 3,5 millones van dirigidos al programa de acogimiento de menores, así como a la infancia y familia.

El acuerdo justifica estas ayudas, detallando aspectos de la situación socioeconómica de la Ciudad, tales como la densidad de población que tiene, debido, en mayor medida, al flujo migratorio que soporta, así como la elevada tasa de habitantes en el umbral de la pobreza, los altos costes del transporte de viajeros y mercancías o el desarme arancelario de la zona del Magreb, circunstancias que dificultan el desarrollo empresarial e industrial.

Terremoto
El tercer convenio firmado habilita diferentes partidas destinadas a financiar actuaciones relacionadas con la reparación de los daños causados por el terremoto del 25 de enero de 2016 en Melilla, daños que afectaron a infraestructuras, equipamientos y servicios de la Ciudad. La partida es de 1,2 millones que se desglosa en 99.000 en la rehabilitación y estabilización de los torreones del Palacio de la Asamblea, 174.000 euros para la rehabilitación del ala norte del Palacio de la Asamblea, 89.000 euros a la rehabilitación del módulo central y zonas interiores del mencionado edificio, 85.000 euros al cementerio de la Purísima Concepción, 45.500 euros a la estación depuradora de aguas residuales, 200.000 uros a obras varias dependientes de la Consejería de Medio Ambiente y 505.000 euros a obras de la Consejería de Fomento.



Política de hechos y gestos
El presidente Imbroda afirmó que estos acuerdos no son sino una demostración más de la "dedicación exquisita" que el Gobierno de España tiene con Melilla. Indicó que el secretario de Estado ha querido viajar a la ciudad para la firmar de estos convenios "para ver la realidad las cosas", demostrando así una "sensibilidad especial hacia los problemas de Melilla". "Por nuestra lejanía e insularidad, necesitamos que los altos cargos nos acompañen, porque la política de gestos, aparte de la de hechos, es muy importante", aseguró.

Por su parte el secretario de Estado Extraordinaria, manifestó que la "sensibilidad" del Gobierno con Melilla queda recogido en "estos convenios que muestran el compromiso de Rajoy y sus ministros con las necesidades" de Melilla. "Sabemos que son muchas las necesidades de Melilla, como nos manifiesta el presidente Imbroda, pero hoy hemos querido tener el gesto de lo que es un Gobierno próximo a Melilla y sus problemas y por eso hemos querido venir a establecer en gestos una inequívoca voluntad política", dijo.