www.melillahoy.es
Cruz Roja celebra su día de los voluntarios con desayuno y homenaje para los miembros

Cruz Roja celebra su día de los voluntarios con desayuno y homenaje para los miembros

La organización reconoció la labor de algunos de sus voluntarios más implicados

miércoles 06 de diciembre de 2017, 04:00h
La dirección provincial de la Cruz Roja organizó ayer a primera hora en su sede un pequeño acto de homenaje, seguido de un desayuno, en honor de los voluntarios de la organización, que en Melilla son más de 300. Julio Caro, responsable de Cruz Roja Melilla, afirmó que la organización ha crecido en un 8% con respecto al número de socios del año pasado, y aprovechó la ocasión para ofrecer un reconocimiento especial a Mommouh Amar, quien tuvo una actuación destacada durante el desastre acaecido en noviembre de 1997 por la rotura de los depósitos de agua.
La Cruz Roja celebró ayer su día del voluntariado, en el que se homenajea a todos aquellos que colaboran con su tiempo en beneficio de otras personas, organizando un pequeño acto en el que se hizo entrega de una placa a algunos de los voluntarios más destacados de la organización.
Los voluntarios homenajeados, a los que se hizo entrega de una placa conmemorativa, fueron Juana Moya Molina, voluntaria del centro de educación infantil -servicios preventivos y programas de personas mayores-; Amin Mohamed Mohamed, voluntario de socorros y emergencias y programas de personas mayores.
Además, la organización quiso reconocer la labor de la COA “que año tras año muestra su apoyo incondicional a las actividades llevadas a cabo por la Cruz Roja” poniendo sus medios a disposición de la organización. Por último, la Cruz Roja quiso prestar un reconocimiento especial a Mommouh Amar, quien ha sido, durante más de 20 años, voluntario de la Cruz Roja y que tuvo una notoria intervención de salvamento el 17 de noviembre de 1997, tras la trágica riada provocada por la rotura de los depósitos de agua. Amar utilizó su vehículo de reparto para rescatar a los niños de una escuela durante el desastre.
Mommouh Amar, quien recibió la placa visiblemente nervioso, afirmó “no tener palabras” y se emocionó al recordar el trágico suceso, deseando que no hubiera sucedido y recordando a las víctimas mortales.
Julio Caro, director de la oficina provincial de Cruz Roja, agradeció su apoyo a los voluntarios (300), los socios (1700) y los empresarios de la ciudad, y afirmó que la Cruz Roja melillense va cada vez a más, con un aumento interanual de socios que ronda el 8% y una cada vez má amplia colaboración empresarial.