www.melillahoy.es
El portavoz del Gobierno melillense, Manuel Ángel Quevedo
El portavoz del Gobierno melillense, Manuel Ángel Quevedo (Foto: Guerrero)

Un bus lanzadera y autorizar el transporte en furgonetas, propuestas para mejorar la frontera

La Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno presentarán de manera conjunta estas medidas como propuestas en la reunión convocada con los representantes de empresarios y comerciantes el próximo martes a las 12.30 horas

sábado 16 de diciembre de 2017, 04:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla y la Delegación del Gobierno plantearán dos propuestas en su próxima reunión con la plataforma de empresarios y comerciantes sobre los pasos fronterizos, concretamente la implantación de un autobús lanzadera entre fronteras y la autorización de un transporte de mercancías en furgonetas hasta el paso de Barrio Chino. El portavoz del Gobierno melillense, Manuel Ángel Quevedo, explicó que estas propuestas serán presentadas de manera conjunta por las dos administraciones a los representantes de empresarios y comerciantes en la reunión convocada el próximo martes, a las 12.30 horas.
La primera medida plantea conectar los pasos fronterizos de Beni-Enzar y Barrio Chino mediante una nueva línea de autobús urbano, que funcionaría de lunes a jueves, desde las 7.00 hasta las 14.00 horas, con una frecuencia de paso de 20 minutos.
Esta lanzadera haría el trayecto por la carretera de circunvalación y el precio por hacer uso de ella sería el mismo que el del resto de líneas del transporte urbano (90 céntimos el billete normal, y 80 céntimos con la tarjeta monedero). El autobús, dejó claro Quevedo, sería para personas que transporten un bulto como máximo, por lo que no se autorizará que la carga vaya sola.
Con este servicio, los porteadores no tendrían que ir caminando desde el paso de Beni-Enzar hasta el de Barrio Chino para poder pasar cargados con mercancía hacia Marruecos, algo que ocurre desde que hace tres semanas se restringiera la frontera principal al comercio atípico para destinarlo al tránsito ágil y fluido del turismo.
Quevedo señaló que la Ciudad Autónoma lleva un mes trabajando en esta propuesta, que fue sugerida por la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME-CEOE), sobre la que ya ha hablado con la COA, la Guardia Civil y la Policía Local.

Furgonetas
La segunda propuesta que plantearán ambas administraciones será que la mercancía que los porteadores pasan de Melilla hacia Marruecos con el comercio atípico llegue al paso de Barrio Chino a través de furgonetas, un máximo de 75 furgonetas cada día, entre el lunes y el jueves. Eso permitiría que hasta 300 furgonetas descargaran cada semana la mercancía en el paso de Barrio Chino, un número mayor que las 45 furgonetas diarias a las que la Guardia Civil intenta facilitar cada día la descarga de mercancía mediante un listado.
Quevedo explicó que de llevarse a cabo esta medida, las furgonetas tendrían que cumplir una serie de requisitos para poder llevar a cabo este servicio. Por ejemplo, dejó claro que las furgonetas tendrán que ser de los comercios de Melilla, al igual que las mercancías que transporten, y los conductores deberán ser asalariados de esos negocios.
Además, las furgonetas tendrían que pedir autorización a la Ciudad Autónoma para poder llevar a cabo esa descarga de mercancía “con una prioridad absoluta”, mediante un impreso que debería presentar en la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente.
La idea es que todos los comercios de Melilla con sede física en la ciudad antes del 31 de diciembre de 2017 puedan tener ese “derecho preferente” de descargar en la zona al menos una vez a la semana, en un día de la semana establecido, salvo que coincida con un festivo, que entonces de manera ocasional podría descargar otro día diferente.
Quevedo explicó que si se dan condiciones en un futuro, incluso se podría ampliar a dos descargas semanales para las furgonetas de comercios más grandes.
Con esta propuesta, además de facilitar el comercio atípico, se evitaría que empresas que no tienen arraigo en la ciudad estén colapsando nuestras fronteras con Marruecos, impidiendo que comerciantes melillenses puedan desarrollar este negocio.

Casi cerradas
Quevedo explicó que aunque estas medidas son por ahora propuestas que serán planteadas el martes, ya están “casi cerradas” porque la Ciudad Autónoma lleva tiempo trabajando sobre ellas y contactando con las diferentes partes interesadas, de manera que “hay muchas posibilidades de que sean bien acogidas” en la reunión con la plataforma de comerciantes y empresarios.
El consejero destacó que desde la Ciudad Autónoma y la Delegación del Gobierno no paran de trabajar para intentar mejorar la situación de las fronteras, y se refirió concretamente a la de Farhana, donde a veces se dan “condiciones inadecuadas”, si bien dejó claro que en ocasiones depende de la voluntad del país vecino.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios