www.melillahoy.es
Ikram Aanan denuncia presiones a los testigos del voto por correo

Ikram Aanan denuncia presiones a los testigos del voto por correo

Según afirma en un escrito remitido a la fiscalía, las “faltas de memoria” están motivadas por las presiones recibidas

sábado 16 de diciembre de 2017, 04:00h
Ikram Aanan, acusada y uno de los testigos clave en el juicio del caso del Voto por Correo, denunció ante la Fiscalía las supuestas presiones e interferencias que están recibiendo los testigos del caso, que en su mayoría declararon haber olvidado los hechos que se juzgan en este proceso. Según Ikram, dispone de una conversación telefónica grabada en la que uno de los testigos le confirma las presiones por parte de terceros, y ha pedido que la Fiscalía lo investigue urgentemente.

Ikram Aanan, que figura como acusada en el conocido caso del Voto por Correo, remitió un escrito a la Fiscalía afirmando que en conversaciones telefónicas que tuvo con uno de los testigos del caso -el 3 de noviembre-, éste le confirmó que los testigos estaban recibiendo interferencias y presiones por parte de terceros.
Esta situación podría estar provocando, según el punto de vista de Ikram, que se produjeran los “significativos olvidos” que hemos podido observar en las primeras declaraciones realizadas por los testigos.
En el escrito remitido a la Fiscalía, Ikram afirma haber grabado la conversación y solicita el inmediato “volcado” de la información para que sea puesta a disposición judicial a fin de investigar y comprobar los hechos relatados, así como para determinar quiénes son las personas criminalmente responsables de dichos hechos.
Recordemos que, en la primera sesión en la que declaraban los testigos (el 13 de diciembre), casi la totalidad de los testigos declararon no recordar los hechos, de modo que muchos no se ratificaron en las declaraciones que realizaron durante el proceso de instrucción, que ha llevado un número considerable de años.

¿Olvido voluntario o una cuestión de tiempo?

En el caso del Voto por Correo se juzgan hechos supuestamente acaecidos durante las campañas de CpM y PSOE para las Generales de 2008, hace casi 10 años.
Si bien resulta obvio sospechar de que los testigos, que en este caso alcanzan varios centenares, reculen en sus declaraciones, también es cierto que, debido al extremadamente lento desarrollo del proceso, el argumento del olvido no puede ser fácilmente rebatido.