www.melillahoy.es

Ventura señala que las ongs “no deberían hacer recomendaciones sobre cuestiones políticas”

Menores extraneros no acompañados
Menores extraneros no acompañados

El consejero replica a Save The Children que propone reubicar en todas comunidades a los menores tutelados en Andalucía, Ceuta y Melilla

domingo 17 de diciembre de 2017, 04:00h
En opinión del consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, las organizaciones no gubernamentales como Save The Children "no deberían hacer recomendaciones sobre cuestiones políticas" como exigir la aprobación de un plan que permita reubicar entre las distintas comunidades autónomas, los menores no acompañados (MENA) tutelados en Andalucía, Ceuta y Melilla. Ventura, en declaraciones a este Diario, indicó que lo acertado es que estos menores vuelvan a su país y que sean atendidos "en base a sus costumbres y cultura" evitando así su desarraigo. Instó también a las ongs a exigir a estos países de origen que cumplan las leyes internacionales en materia de menores.
Considera el consejero de Bienestar Social que las organizaciones no gubernamentales y en especial las de calado internacional como Save The Children, deberían exigir a países que permiten la inmigración de menores, que "de forma racional, ética y moral, atiendan a sus niños y no responsabilicen a los países que hasta ahora los están atendiendo". Por ello opina que "estas ongs no deberían hacer recomendaciones sobre cuestiones políticas".

Reintegración
Afirma que estas organizaciones "deben dedicarse, como ongs que abarcan el plano internacional, a defender el cumplimiento de los protocolos y derechos internacionales sobre la atención a menores". En estas Leyes "lo que prima es el interés superior de los menores y creo que éste es más razonable que se produzca en el país de origen". Es más, considera que lo que "tienen que intentar por todos los medios es que estos niños vayan a su país de origen, que sean atendidos en ellos en base a sus costumbres y cultura, que estén con sus familias y que los organismos de protección, tanto de menores como de atención social a las familias se haga o se lleve a cabo desde su país", apuntó.

Entiende Daniel Ventura que "hay que empezar a exigir a los países" de origen de los menores extranjeros no acompañados que llegan a España que "de forma racional, ética y moral, atiendan a sus niños y no responsabilizar a los países que hasta ahora los están atendiendo".

Las ongs internacionales como Save The Children "deberían de ir en esta línea y dejar la demagogia interesada". Por ello instó a estas organizaciones a que "busquen fórmulas para que las familias de estos niños sean responsables y tengan consecuencias por el abandono que realizan".

Añadió que estas mismas ongs deberían "exigir a los países de origen el cumplimiento de las Leyes internacionales en relación a esta cuestión e insten al cumplimento humano y racional de ocuparse de los niños". "Esta responsabilidad no puede ni debe recaer en casa de los vecinos", dejó de manifiesto.

Las propuestas de Save the Children
En concreto, la organización Save The Children reclamó esta semana la aprobación de un plan por el que se pueda reubicar en otras comunidades autónomas a los menores extranjeros no acompañados que están tutelados en Andalucía, Ceuta y Melilla. La organización recuerda con datos de la Fiscalía que en 2016 estaban protegidos por las diferentes autonomías 3.997 de estos menores, de los que 1.072 estaban en Andalucía, 999 en Melilla y 246 en Ceuta, tres puntos que reúnen así a más de la mitad del total.
“Los recursos de acogida de estos enclaves se encuentran sobreocupados e incluso hay menores durmiendo en la calle, fuera del sistema de protección. En el caso de las ciudades autónomas, las oportunidades de inclusión son limitadas en territorios tan reducidos, por lo que hay niños que prefieren pasar como adultos para así llegar a la península y continuar su proceso migratorio", explica la ong.

Andalucía
La situación de los centros de protección de la Junta de Andalucía "es preocupante debido a la saturación de los mismos, que se muestran incapaces de atender a los menores bajo su tutela con las condiciones que exige la ley", por eso la ONG pide a las administraciones "una clara voluntad política para garantizar una inclusión efectiva a estos niños y niñas que llegan a nuestro país y su reubicación a otras comunidades autónomas".
"Este plan de reubicación es fundamental para proteger a los menores frente a la explotación por parte de las redes de trata que puedan operar en sus entornos. El traslado se ha revelado como una buena herramienta para evitar que los menores en situación vulnerable caigan en manos de las redes, así como para cortar los hilos que las unen a sus tratantes", explica la portavoz de la organización y especialista en migraciones, Catalina Perazzo.

Save the Children recuerda también que en todas las ocasiones en que el Comité de Derechos del Niño se ha dirigido a España, ha llamado la atención sobre el incumplimiento de sus obligaciones internacionales respecto a los menores extranjeros no acompañados.