www.melillahoy.es
Terminan las declaraciones de los empleados de banca acusados de blanqueo

Terminan las declaraciones de los empleados de banca acusados de blanqueo

Las defensas de los acusados se mantuvieron en la aparente ausencia de móvil y en el seguimiento del protocolo

miércoles 20 de diciembre de 2017, 04:00h
El juicio por un caso de blanqueo de capitales, que ha llevado a más de una decena de empleados de banca de una oficina local a sentarse en el banquillo de los acusados, contó esta semana con las últimas declaraciones de dichos empleados. Las defensas mantuvieron una estrategia similar, centrada en la aparente ausencia de móvil y el supuesto seguimiento escrupuloso de los protocolos establecidos por el departamento de control de blanqueo de capitales de la propia entidad. En las siguientes jornadas declararán como testigos los responsables de dicho departamento (PLD), cuya gestión es central (Madrid).
Esta semana concluyeron las declaraciones, en la Audiencia Provincial, de los empleados de banca de una oficina local, acusados de un supuesto delito de blanqueo de capitales.
Como en las declaraciones realizadas por los primeros acusados interrogados, entre los que se encontraba el antiguo director de zona de la entidad, los acusados han coincidido en afirmar que los grandes ingresos en efectivo son parte de la “práctica habitual” en nuestra ciudad ya que, debido a sus condiciones particulares, Melilla es una de las localidades de España donde más efectivo se maneja.
Del mismo modo, las defensas volvieron a abundar en la idea de que, de haber habido irregularidad alguna, la entidad habría emprendido acciones disciplinarias contra los empleados acusados pero, excepto un empleado que se ha jubilado, todos los demás se han mantenido en sus puestos e incluso han promocionado, dado que la entidad no ha considerado que se hayan producido irregularidades. En todos los casos, las defensas han insistido en las trayectorias “intachables” de sus defendidos, que no habrían recibido sanción alguna a lo largo de sus respectivas carreras.
Los acusados declararon también que los únicos cuatro casos en los que se hicieron ingresos que requerían el modelo S1 (declaración de movimiento de medios, necesaria para ingresos superiores a 100.000 euros), fueron comunicados al SEPBLAC (Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias) cumpliendo con la normativa.
Al igual que en declaraciones anteriores, la defensa trató de poner de relieve la aparente ausencia de móvil, la aparente ausencia de relación con el otro grupo de acusados (más allá de que fueran clientes del banco) y la aparente ausencia de beneficio económico de ningún tipo a raíz de los hechos.