www.melillahoy.es

El joven nacido en el 95 ingresó en prisión asegurando que estaba en Málaga cuando ocurrieron los hechos que se le atribuyen

En la imagen, el Paseo de Ronda, en el Barrio de la Victoria, lugar donde ocurrieron los hechos
Ampliar
En la imagen, el Paseo de Ronda, en el Barrio de la Victoria, lugar donde ocurrieron los hechos

Piden cinco años de prisión al presunto autor de un robo con violencia a una menor en 2015

miércoles 20 de diciembre de 2017, 04:00h
La Fiscalía pide cinco años de prisión al presunto autor (22 años en la actualidad) por un delito de robo con violencia a una menor que ocurrió en febrero de 2015. El acusado, que en esos momentos era mayor de edad, ingresó en la cárcel asegurando que estaba en Málaga cuando se produjeron los hechos. La defensa del investigado ha interpuesto una denuncia a la anterior letrada del turno de oficio, debido a que en el proceso judicial “se ha producido una indefensión por deslealtad profesional”, ya que según el abogado “no ha intentado acreditar ante el Tribunal que el acusado se encontraba en Málaga cuando ocurrió el robo con violencia”.
Los hechos ocurrieron el 11 de febrero de 2015 cuando sobre las 15:30 horas, una menor se encontraba con una amiga en el Paseo de Ronda, “estaba sentada en una de las murallas y tenía su móvil encima de sus piernas cuando se acercaron dos chicos a preguntarles algo, en ese descuido uno de ellos aprovechó para quitarle el teléfono. La joven al percatarse del robo, fue hacia el individuo y éste le propinó un puñetazo en el oído y salió corriendo”.

Testificaciones
La víctima en un reconocimiento cuando sucedieron los hechos, “pudo reconocer al joven que le robó el móvil” pero en el juicio celebrado no ha podido afirmar “que sea ese chico porque no lo recordaba”.

El acusado declara que “él no ha podido cometer los hechos que se le atribuyen puesto que estuvo en Málaga desde enero a julio del 2015 viviendo allí con una novia”, y “solo viajó una vez a Melilla en ese período de seis meses para ver a su madre”. También “niega rotundamente que le pegara un puñetazo a una menor para robarle”.

Un testigo que estuvo el día que se produjeron los hechos en el Paseo de Ronda, declara que “vio a dos chicas que pasaron por su lado y las advirtió que tuvieran cuidado con los móviles ya que se suelen producir hurtos en esa zona”. Fue cuando “la amiga de la menor le avisó de que había ocurrido algo” y el testigo afirma que “estuvo tranquilizando a la víctima y vio a dos chicos corriendo pero no podía asegurar que fuera el joven quien había cometido el robo con violencia”.

La defensa del acusado ha interpuesto una denuncia a la anterior letrada del turno de oficio, debido a que en el proceso judicial “se ha producido una indefensión”, ya que “no pidió las pruebas para así acreditar ante el Tribunal que el joven se encontraba en Málaga”. El letrado sostiene que “el acusado ingresó en prisión sin saber absolutamente nada y sin poder demostrar dónde estaba cuando ocurrieron los hechos”.