www.melillahoy.es
El gran ambiente en distintos locales de Melilla fue la tónica predominante
El gran ambiente en distintos locales de Melilla fue la tónica predominante

Adiós a 2017: Miles de melillenses disfrutan de una Nochevieja sin grandes incidentes

Salvo pequeñas riñas, más atención en Urgencias por exceso de alcohol y mayor presencia de Menas por las calles

martes 02 de enero de 2018, 01:27h
A diferencia de otros años, en los que los incidentes dignos de mención eran numerosos, en esta ocasión la Nochevieja de 2017 se desarrolló sin grandes sobresaltos, según ha aseverado el consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, que ha señalado a MELILLA HOY que "la Nochevieja ha estado tranquila". Fuentes policiales han indicado por su parte que se ha producido alguna que otra riña y una mayor presencia de Menas por las calles, y desde fuentes sanitarias una mayor atención en Urgencias de personas que ingirieron abundante alcohol, pero ninguno de gravedad. La frontera y la valla, por su parte, también estuvieron tranquilas.
La presencia policial en las zonas de ocio era notable y visible y así los miles de melillenses que salieron a disfrutar de la Nochevieja pudieron vivir una despedida de año sin grandes incidentes. Todo ello dentro de un gran refuerzo que incluía medidas como la instalación de maceteros y las vallas tipo 'New Jersey' en la zona centro y en los lugares donde más presencia de personas había en esta celebración, tras los atentados cometidos en distintas partes del mundo mediante atropellos múltiples.

La frontera también vivió una jornada de tranquilidad dada las restricciones que se adoptaron mediante la exigencia de visado a aquellos que claramente se presumía que iban a entrar en Melilla a consumir alcohol en grandes cantidades.

En cambio, las familias de Marruecos no tuvieron inconvenientes para pasar a Melilla, ya que éstas además empezaron sus visitas en las horas diurnas, acompañados en su mayoría con niños de corta edad, mientras que los jóvenes optaban por la noche, con la intención muchos de ellos de recibir el nuevo año con las campanadas del reloj del Palacio de la Asamblea.

Sin embargo, ello no evitó que se viera este año más menores extranjeros no acompañados (Menas) deambulando por las calles, principalmente por el centro, puerto deportivo y barrio del Real, en grandes grupos. Ello producto del gran número de Menas que hay ya en la ciudad y que, a su manera, también quisieron celebrar la Nochevieja paseando en grupos por estas zonas, muchos jóvenes que rondan los 18 años aunque también se veía a niños de corta edad.

La valla, otro punto sensible en Nochevieja, dado que en el pasado se elegía esta fecha pensando en una hipotética relajación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, también estuvo exenta de problemas, porque tanto los agentes marroquíes como españoles estaban en alerta para prevenir cualquier intento de salto en la alambrada.

Por otro lado, el Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal de Melilla ha tenido una intensa actividad durante la Nochevieja, especialmente en la madrugada, aunque han asegurado que "no se han registrado incidencias dignas de destacar".

No se tiene conocimiento oficial de agresiones con armas blancas, ni de robos, ni de accidentes de consideración en la misma Nochevieja -se produjo en esa jornada el accidente de un ciclista que requirió de intervención quirúrgica en el Comarcal- porque, según indican desde Seguridad Ciudadana, la Nochevieja de 2017 "ha sido tranquila".