www.melillahoy.es

Nada sucede por casualidad: Salto masivo el día de Reyes y con vendaval

Nada sucede por casualidad: Salto masivo el día de Reyes y con vendaval

La cifra de acogidos en el CETI podría superar los 1.700 por la constante llegada de pateras y la avalancha de ayer

domingo 07 de enero de 2018, 01:27h
Las fechas festivas y temporales son elegidas con tino para intentar acceder irregularmente en la cuidad, sobre todo cuando se trata de intentos masivos. Ya anunciamos que las fuerzas de seguridad estaban en alerta en Nochebuena y Nochevieja pero no hubo la supuesta relajación que esperan los subsaharianos. Tampoco ocurrió en el día de Reyes pero era tal el número que lo intentó -más de 300- y la violencia empleada, como subrayan desde Delegación, que lograron acceder 209, hiriendo a un guardia civil.
El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha trasmitido una vez más su apoyo a las fuerzas de seguridad, especialmente a los agentes de la Guardia Civil actuantes en primer término en la labor de vigilancia y custodia de la valla de Melilla.

Asimismo, el delegado del Gobierno ha reiterado que "este tipo de inmigración irregular, a la fuerza y de forma violenta a través de lindes fronterizas no habilitadas parar el tránsito regular de personas, no es admisible y evidencia la necesidad de desplegar una política común de inmigración por parte de la Unión Europea".

El herido más grave de esta entrada irregular ha sido un guardia civil, que fue atacado por un inmigrante con uno de los garfios que utilizan para trepar por la valla, lesionándole “el lóbulo de la oreja izquierda", mientras diez subsaharianos tuvieron que ser atendidos en Urgencias del Hospital Comarcal por diversas heridas, ninguna grave, aseguran desde Delegación.

Carpas y literas
Con esta entrada masiva, la cifra de acogidos en el CETI podría superar los 1.700 según los datos facilitados a finales de diciembre por el eurodiputado de EH Bildu, Josu Juaristi, tras una visita a la ciudad, cuando su capacidad óptima ronda el millar tras las ampliaciones que se realizaron en la instalación dependiente del IMSERSO. La Delegación no tenía ayer cifras de ocupación.

La llegada de varias pateras en las había repuntado la ocupación del CETI, una situación que se ve agravada con la llegada de los 209 de este sábado, un centro en cuyo patio interior se han instalado carpas y literas para hacer frente a una situación de saturación que hacía meses que no se veía en el centro migratorio melillense.