www.melillahoy.es
Asalta a su mujer en la calle para robarle el móvil y le “caen”dos años de prisión

Asalta a su mujer en la calle para robarle el móvil y le “caen”dos años de prisión

El acusado, que se encontraba en trámites de divorcio, reconoció los hechos que se le imputaban y aceptó la rebaja de condena

sábado 13 de enero de 2018, 04:00h
Sobre las nueve y media del pasado 20 de diciembre, un hombre asaltaba a su mujer , de la que está separado y en pleno proceso de divorcio, en plena calle de García Cabrelles con la intención de robarle el móvil. Tras abalanzarse sobre ella, profiriendo insultos y amenazas y llegando a golpearla, consiguió hacerse con el teléfono y salir a la carrera. El acusado, que ha reconocido los hechos ante el juez, ha recibido por ello una rebaja en la propuesta de condena que ha realizado el Ministerio Fiscal, de manera que deberá cumplir un total de dos años de cárcel y realizar 120 días de trabajos en beneficio de la comunidad.
Sobre las nueve y media del pasado día 20 de diciembre, la víctima, que se presentó en el juicio como acusación particular, se encontraba caminando por la calle García Cabrelles (la calle de la Mezquita Central) cuando un individuo, que resultó ser su marido -del que se encontraba separada, en pleno trámite de divorcio-, se “abalanzó” sobre ella para arrebatarle el móvil y una bolsa que llevaba.
Tras conseguir quitarle el móvil de las manos, el acusado trató de huir a la carrera, si bien la víctima le dio alcance, produciéndose un segundo forcejeo en el que el acusado se “libró” finalmente de la víctima tras propinarle un fuerte golpe en el cuello. Durante el forcejeo, antes de conseguir huir a la carrera, el acusado profirió insultos y amenazas contra la víctima, como por ejemplo “hija de puta ven aquí” o “te voy a matar”.
El Ministerio Fiscal pedía inicialmente 3 años de prisión por un delito de robo con violencia, y otros 18 meses de prisión por dos delitos de maltrato y de amenazas, si bien el reconocimiento de los hechos por parte del acusado propició una rebaja de condena que ha quedado finalmente en 2 años de prisión y 120 días de trabajos en beneficio de la comunidad.