www.melillahoy.es
Petición de un año de prisión por amenazar a su cuñada con “coger un cuchillo”

Petición de un año de prisión por amenazar a su cuñada con “coger un cuchillo”

La denunciante, que vive en la misma casa que el acusado, declaró estar dispuesta a perdonarle “porque es familia”

sábado 13 de enero de 2018, 04:00h
Una fuerte discusión familiar el pasado 18 de diciembre provocó la intervención de la Policía Local. Los protagonistas del enfrentamiento fueron el acusado y su cuñada, la hermana de su mujer. Según declaró la cuñada, quien necesitó de la asistencia del intérprete, el acusado se alteró mucho y comenzó a echarla del domicilio a gritos, amenazándola con matarla, con “quemar la casa” o con “coger un cuchillo”. A pesar del tono, la cuñada declaró que se trató “sólo de una discusión” y declaró estar dispuesta a perdonar al acusado. La Fiscalía solicitó para el acusado una pena de un año de prisión por un delito de amenazas.
El pasado 18 de diciembre se produjo una fuerte discusión entre dos miembros de una misma familia -el acusado y su cuñada, la hermana de su mujer- que residen en la misma casa, hasta el punto en que tuvo que intervenir la Policía Local.
Según la declaración de la denunciante, que necesitó de la asistencia del intérprete, tras una discusión por un tema relacionado con la casa, el acusado comenzó a echarla del domicilio, gritándole y argumentando que “la casa era de su madre”. En el punto más “caliente” de la discusión, el acusado llegó a amenazar a su cuñada con coger un cuchillo -aunque la denunciante precisó que en ningún momento hizo el ademán- y profirió otras amenazas según las cuáles le ponía un plazo de un mes para que abandonase la vivienda: “vete de la casa, tienes un mes para irte o te mato” o “vete o quemo la casa”.
Pese al tono de las amenazas, la denunciante declaró en todo momento estar dispuesta a perdonar al acusado puesto que “es familia”, y reconoció que no hubo agresión, “sólo fue una discusión”. Así mismo, afirmó que las discusiones y los enfrentamientos familiares “son siempre por la casa”.
La Fiscalía interesó para el acusado una pena de un año de prisión por un delito de amenazas, mientras que su defensa solicitó la absolución.