www.melillahoy.es
Conesa se preguntó “quién resarce ahora” de este daño producido a la imagen de la exconsejera de Cultura
Conesa se preguntó “quién resarce ahora” de este daño producido a la imagen de la exconsejera de Cultura

La Audiencia archiva de forma definitiva la causa contra Simi Chocrón

Esta decisión judicial supone el rechazo de los recursos presentados por el exdiputado socialista Dionisio Muñoz y la Fiscalía en el caso de los libros ‘Melilla y su Judaísmo’, en el que acusaban a la exconsejera de malversación de caudales y prevaricación

sábado 13 de enero de 2018, 04:00h
La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga con sede permanente en Melilla ha decretado el archivo definitivo de la causa que había abierta contra la exconsejera de Cultura del Gobierno de Melilla Simi Chocrón, tal y como ya había acordado previamente el juzgado de instrucción que llevaba el caso. En rueda de prensa, el vicepresidente primero de la Ciudad Autónoma, Daniel Conesa, dio a conocer ayer esta decisión judicial, lo que supone el rechazo de los recursos presentados por el exdiputado socialista en la Asamblea y exsecretario general del PSOE Dionisio Muñoz y la Fiscalía.

Conesa recordó que el recurso de Muñoz afectaba al archivo decretado en primera instancia para los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación de los que acusaba a la exconsejera de Cultura por el caso de los libros ‘Melilla y su Judaísmo’ mientras que la Fiscalía se centraba en el de prevaricación.
El número dos del Gobierno de Melilla señaló que el juzgado de instrucción “no veía el más mínimo atisbo de delitos” en este caso, decisión que ha corroborado la Audiencia Provincial con el archivo definitivo, contra el que no cabe recurso ordinario. Se trata, según rememoró Conesa, del tercer archivo en este caso.
El vicepresidente consideró este archivo definitivo como “una buena noticia” y recordó que Chocrón fue “objeto de linchamiento público” por esta causa judicial que ha quedado en nada. “Este tema fue utilizado políticamente contra el Gobierno, como otros muchos, por parte de Dionisio Muñoz, fundamentalmente”, recordó.

“¿Quién resarce ahora?”
Por ello, se preguntó “quién resarce ahora” de este daño producido a la imagen de la exconsejera de Cultura, sobre la que dijo no saber si va a emprender acciones legales para defender su honor, en cuyo caso el vicepresidente melillense considera que estaría “en su legítimo derecho”.
“No hay derecho a que se digan las cosas que se dijeron”, apuntó Conesa tras señalar que “parece que esto se tiene que asumir, y se asume porque es parte del sueldo que uno cobra, pero el daño está ahí y eso no lo repara nadie”.
Insistió en que los libros “se hicieron y se distribuyeron”, aunque “otra cosa es que el procedimiento administrativo tuviera algún fallo, pero eso no quiere decir que haya delito”.

Casi cinco años de causa judicial por los libros de “Melilla y su Judaísmo”

Con el archivo definitivo del caso de la causa abierta contra Simi Chocrón por los libros ‘Melilla y su Judaísmo’, se pone fin a una causa judicial que ha durado casi cinco años.
Hay que recordar que el PSOE empezó a denunciar públicamente el caso de los libros en mayo de 2012, mes en que su exsecretario general Dionisio Muñoz afirmó que la entonces consejera de Cultura había gastado un total de 70.000 euros en la compra de 4.000 ejemplares entre los años 2009 y 2011. No fue hasta el 31 de enero de 2013 cuando el diputado socialista puso la denuncia por este caso porque según su versión, no se conocía “paradero o existencia” de los 4.000 libros.
Muñoz acudió a declarar a los tribunales por este caso el 25 de febrero de 2013 para ratificarse en la denuncia presentada casi un mes antes.
El 4 de marzo de 2013, Chocrón fue citada en las Torres V Centenario, donde estuvo dos horas y media prestando declaración ante el juez, la fiscal y el abogado de la parte denunciante, el diputado Dionisio Muñoz, por su imputación en un presunto delito de prevaricación administrativa por la adquisición de 4.000 ejemplares del libro ‘Melilla y su Judaísmo’.
Días antes, en rueda de prensa, ya había negado la versión socialista en una rueda de prensa, en la que defendió que este asunto se había visto “en varias comisiones y también en pleno”, por lo que consideraba que las explicaciones en el ámbito político ya estaban dadas.
En sede judicial, Chocrón explicó que la compra de los libros siguió controles “rigurosos y escrupulosos”, siguiendo el mismo procedimiento que se hace habitualmente con la compra de otros libros. Afirmó que el objetivo de comprar los ejemplares de ‘Melilla y su Judaísmo’ era repartirlos entre los miles de melillenses que viven en el exterior. Basándose en este argumento, justificó que en Melilla haya tan pocos libros, ya que la mayoría fueron entregados a la Casa de Melilla en Jerusalén para que se encargara de su distribución.