www.melillahoy.es
La mujer ya había sido detenida en 2014 por venta de drogas desde esa misma residencia
La mujer ya había sido detenida en 2014 por venta de drogas desde esa misma residencia

La Policía detiene a un matrimonio con antecedentes por vender droga en una casa de Ataque Seco

Se han incautado 191 gramos de hachís distribuidos en dosis preparadas para su venta, 5.180 euros y 1.680 dirhams

sábado 13 de enero de 2018, 04:00h
La Policía Nacional ha detenido a un matrimonio formado por una mujer de 40 años de edad y un hombre de 43 años, ambos con diversos antecedentes, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, ya que supuestamente vendían droga en su casa, ubicada en el barrio de Ataque Seco.
En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que en esta actuación se han incautado 191 gramos de hachís distribuidos en dosis preparadas para su venta, 5.180 euros y 1.680 dirhams, así como dos cuadernos en los que figuraban diversas anotaciones manuscritas, a modo de contabilidad de ventas de sustancia estupefaciente.
Las averiguaciones de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Melilla, a partir de informaciones recabadas de personas del vecindario y de investigaciones propias, condujeron a los policías hasta la localización de un domicilio en el barrio de Ataque Seco en el que, presuntamente, se llevaba a cabo una actividad de menudeo de droga.
La Policía accedió el jueves por la mañana a la vivienda investigada tras solicitar un mandamiento de entrada y registro al Juzgado de Instrucción número 4 de Melilla, y obtener autorización judicial.
Debido a las labores de investigación realizadas, así como del resultado del registro de esta vivienda, los policías de la UDYCO procedieron a la detención de los moradores de este domicilio.
Se trata de un matrimonio formado por una marroquí de 40 años de edad, que ya había sido detenida en 2014 por venta de drogas desde esa misma residencia, y un español de 43 años.
La mujer tiene antecedentes por delitos de lesiones, hurto, infracción a la Ley de Extranjería y tráfico de drogas, mientras que su marido ha sido reseñado por delitos de lesiones, malos tratos en el ámbito familiar, amenazas, lesiones, resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad y tráfico de drogas.