www.melillahoy.es
Baleària, la primera naviera española en operar con Gas Natural

Baleària, la primera naviera española en operar con Gas Natural

domingo 21 de enero de 2018, 04:00h
Baleària y Gas Natural han cerrado el primer acuerdo permanente y exclusivo de abastecimiento de GNL en España. Este acuerdo es parte de la estrategia de futuro de la naviera, que apunta a convertirse en líder en sostenibilidad a lomos del que puede ser el “combustible del futuro”.
La naviera Baleària y la eléctrica Gas Natural han firmado el primer contrato permanente de abastecimiento de gas natural licuado (GNL) para la propulsión de buques en España.
El contrato de suministro de combustible será exclusivo, tendrá una duración de 10 años y se aplicará inicialmente a los puertos de Baleares, Barcelona, Valencia y Algeciras, aunque está previsto que se extienda a todos los puertos operados por la compañía naviera (entre ellos Melilla) junto con toda la nueva flota impulsada por este “combustible ecológico” que la Baleària pretende desarrollar en los siguientes años.
Este contrato entre el gigante energético y Baleària es el primer contrato permanente de aprovisionamiento de múltiples buques para la propulsión con GNL en la Península Ibérica.
Para poder dotar del suministro de GNL a los diferentes puertos en los que se pretende operar, se asignarán barcos de almacenamiento de GNL (en el Puerto de Barcelona) o se buscarán soluciones terrestres (en los casos de Valencia y Algeciras).
Esta apuesta por el GNL es parte de una “alianza estratégica”, según afirmó en FITUR Adolfo Utor, presidente de Baleària, que supondrá que esta naviera sea la primera en operar con GNL en nuestro país, a fin de luchar contra el cambio climático sin dejar de ser competitivos.
El del transporte es uno de los sectores clave para contrarrestar el calentamiento global, ya que es uno de los más contaminantes. En este sentido, el gas natural vehicular (GNV), tanto cuando se utiliza como gas natural comprimido (GNC) para el transporte liviano como cuando se utiliza como gas natural licuado (GNL) para el transporte pesado, está destinado a convertirse en el combustible del futuro debido a sus numerosas ventajas.
Entre estas ventajas destacan la reducción el ruido ambiental en un 50% (contaminación acústica), la disminución de las emisiones de CO2 en un 25% y la reducción de las emisiones de NOx y SOx en más de un 80%.
Actualmente hay en el mundo 119 buques alimentados por gas natural, y hay una cartera de pedidos para 125 nuevos buques en los próximos 7 años. La flota mundial de GNL está aumentando a un ritmo de entre 15 y 25% al año, por lo que, de mantenerse la tendencia, en 2025 puede existir una flota mundial de 300 a 600 buques.
Las estimaciones indican que en 2035 el 22% del consumo total de combustible será GNL.