www.melillahoy.es

Imbroda apuesta por conseguir llevar a centros de protección a los niños de la calle

El presidente habló con algunos de los menores
El presidente habló con algunos de los menores

Reconoce que el centro de Protección de Purísima "está saturado" pero que esto no impide que los tutelados estén bien atendidos

miércoles 24 de enero de 2018, 04:00h
El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, aseguró ayer que apuesta por conseguir llevar a los centros de protección a los niños de la calle para que disfruten de las mismas oportunidades que los más de 700 menores que ya tutela la administración local. Además reconocido que el centro de Purísima que visitó para conocer las condiciones en las que se encuentran los menores tutelados "está saturado" por lo que "ha habido que agudizar el ingenio y aprovechar muchos rincones". No obstante, asegura los acogidos "están muy bien atendidos".
Manifestó el presidente que estos momentos se tutelan en Melilla a unos 700 menores, la mayoría extranjeros no acompañados y que unos 500 aproximadamente se encuentran alojados en Purísima donde "tienen atendidos los servicios básicos" y donde reciben "formación, educación, deporte y disfrutan de actividades de ocio".

Visita
El mandatario melillense dijo estar "muy satisfecho" del funcionamiento del centro que recorrió ayer en su totalidad, desde la zona de dormitorios a los aseos, aulas formativas y cocinas, al tiempo que ha destacado la profesionalidad del personal que trabaja en estas instalaciones, que son personas que "tienen mucha experiencia".

Aseguró que los menores tutelados "no dan problemas" y que se hace con ellos "una labor muy positiva", al tiempo que se les ofrece una formación que "muchos aprovechan" para disfrutar de una futura salida profesional.

Por ese motivo señala que "es una pena que se estigmatice" a todo el colectivo de menores porque "haya unos cien en la calle que crean alarma social", jóvenes que no quieren ir a los centros sino intentar marcharse como polizones aún a riesgo de morir "ahogados". Pero aseveró que su intención es lograr que todos ellos vayan a los centros de protección "que es donde tienen que estar".

Niños de la calle
Imbroda hizo un llamamiento a los melillenses para que no se dé dinero o comida a estos menores inmigrantes de la calle, al objeto de que se decidan ir a los centros donde "se hace una labor muy bonita y están protegidos". "Nos gustaría tenerlos aquí (Purísima) o en un centro adyacente que se pueda habilitar porque estamos desbordados, pero que los tengamos aquí porque estarán protegidos, sin riesgos, sin problemas, ni alteraciones", añadió.

El jefe del Gobierno local indicó que se destina "mucho presupuesto" a la atención de menores, realizando "una gran labor humanitaria, formativa y de solidaridad, y en esto nadie nos gana", dijo. Imbroda, que reiteró la profesionalidad del personal del centro, aseguró que aunque por su visita se hubiese realizando limpieza en el centro, "si realmente hubiesen problemas, se verían".

Su deseo, es lograr atraer a los menores de la calle y que vayan a los centros "que es donde tienen que estar".

El presidente visitó los talleres del centro
El presidente visitó los talleres del centro