www.melillahoy.es
En 14 fardos había accesorios de telefonía móvil y electrónica valorados en 11.000 euros
En 14 fardos había accesorios de telefonía móvil y electrónica valorados en 11.000 euros

Intervienen casi 1.500 accesorios de móviles y electrónica ocultos en fardos del porteo

Los agentes sospecharon de la actitud “muy evasiva” de algunas de las personas que manejaban bultos del comercio atípico

sábado 27 de enero de 2018, 04:00h
La Guardia Civil ha intervenido en Melilla 1.430 unidades de accesorios de telefonía y electrónica, valorados en unos 11.000 euros, escondidos en los fardos del denominado comercio atípico, que porteadores pasan desde nuestra ciudad hacia Marruecos en régimen de viajeros.
En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla informó ayer de que los hechos ocurrieron el pasado 23 de enero, cuando los agentes que prestaban servicio en las proximidades del paso fronterizo de Barrio Chino sospecharon de la actitud “muy evasiva” de algunas personas que manejaban bultos del comercio atípico.
En concreto, el instituto armado observó cómo una serie de individuos no identificados trataban de introducir una serie de bultos sin guardar el orden establecido y haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes en su labor del buen mantenimiento del orden y así evitar posibles alteraciones públicas.
Los agentes, en su labor de seguridad ciudadana y de control de las diferentes mercancías que transitan en las proximidades del Barrio Chino, procedieron a la identificación de varias personas y a la inspección de los diferentes bultos para comprobar su contenido.
Una vez trasladada la mercancía a dependencias oficiales y terminado el registro y recuento de la misma, la Guardia Civil comprobó que en 14 fardos había accesorios relacionados con la telefonía móvil y la electrónica, sumando un total de 1.430 unidades, con un valor aproximado de 11.000 euros.
La Guardia Civil recuerda que es habitual que transiten a diario de forma ordenada personas dedicadas al denominado “comercio atípico” portando textiles, zapatos o productos de primera necesidad por las inmediaciones del paso fronterizo del Barrio Chino.
“Sin embargo, suceden episodios como el ocurrido, que perjudican el buen funcionamiento del dispositivo de seguridad”, lamentó el instituto armado, que destaca su “ardua labor” diaria, “logrando con éxito minimizar incidentes sobre el elevado número de personas que transitan y velar por el buen funcionamiento y control en dicho lugar”.