www.melillahoy.es
El Sindicato Médico de Melilla, dirigido por Jesús Delgado (en el centro), dice que “este tipo de conductas se repiten diariamente en los centros sanitarios de Melilla, ante la indiferencia de Ingesa”
Ampliar
El Sindicato Médico de Melilla, dirigido por Jesús Delgado (en el centro), dice que “este tipo de conductas se repiten diariamente en los centros sanitarios de Melilla, ante la indiferencia de Ingesa”

El Sindicato Médico pide a Ingesa que “no espere a que haya un muerto sobre la mesa” para actuar

La Comisión Permanente que preside Jesús Delgado Aboy asegura que “la realidad es que Melilla es la autonomía de España que lidera las agresiones a sanitarios y, según los registros, también es líder europeo”

sábado 27 de enero de 2018, 02:41h
La Comisión Permanente del Sindicato Médico de Melilla ha pedido al Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) que "no espere a que haya un muerto sobre la mesa" para actuar contra las agresiones al personal sanitario en Melilla, la última ocurrida el pasado 23 de enero en Urgencias del Hospital Comarcal. A través de un comunicado de prensa, el organismo que preside Jesús Delgado Aboy -también presidente del Colegio de Médicos de Melilla-, ha asegurado que la ciudad es la autonomía de España que lidera las agresiones a sanitarios y, según los registros, también es líder europeo", por lo que reclama actuaciones contundentes contra los agresores, tras calificar lo que viene ocurriendo como "terrorismo sanitario", similar a otros fenómenos terroristas.
El Sindicato Médico de Melilla ha recordado que el pasado martes 23 de enero han tenido que padecer una nueva agresión en Urgencias, en esta ocasión abortada, siendo la víctima principal un enfermero, trabajador de la misma, aunque médicos, auxiliares y otros sanitarios fueron objeto de agresión verbal.

Su Comisión Permanente ha admitido que hace tiempo que se les acabaron las palabras para condenar este tipo de conductas, que, según ha asegurado, "se repiten diariamente en los centros sanitarios de Melilla, ante la indiferencia de Ingesa, cuyos responsables, no satisfechos con no hacer nada para solucionar el problema, se han jactado recientemente de que las agresiones a sanitarios disminuyen en Melilla, a sabiendas de que es falso".

De este modo, ha revelado que "el problema es que los trabajadores sanitarios denuncian menos, porque cada denuncia supone un calvario para el denunciante y se traduce generalmente en penas irrisorias para el agresor, lo que provoca el desánimo entre los profesionales".

El sindicato de los médicos llega más lejos y asegura que la realidad es que Melilla es la autonomía de España que "lidera las agresiones a sanitarios y, según los registros, también es líder europeo".

En este sentido, ha confirmado que numerosas instituciones, entre ellas la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, han contactado recientemente con el Sindicato Médico de Melilla, "horrorizados por las estadísticas, pero, sobre todo, porque sólo son la punta de iceberg".

"Tenemos miedo"
Para esta organización "la situación es insostenible, porque las agresiones verbales, intimidaciones, amenazas, actos antisociales, etc., son diarios en los centros sanitarios de Melilla y los trabajadores tienen miedo".

Para el Sindicato Médico de Melilla "es una auténtica vergüenza que esto ocurra en España, en el siglo XXI. Pero más vergonzoso -ha añadido- es soportar los comunicados de INGESA y de sus corifeos, que, frente al terrorismo sanitario, sólo saben exhibir las consabidas repulsas de manual rancio y soltar cuatro perogrulladas en los medios de comunicación, mientras los trabajadores nos jugamos la vida todos los días en los centros de trabajo".

El Sindicato Médico de Melilla ha manifestado en numerosas ocasiones las medidas a tomar, medidas enérgicas, pero efectivas. "No las vamos a repetir, pero son perfectamente aplicables, máxime cuando las autoridades autonómicas, legislativas y ejecutivas centrales tienen el mismo color político" ha señalado.

"No merecemos estos dirigentes"
El grupo liderado por Jesús Delgado Aboy ha subrayado que "en el Sindicato Médico de Melilla somos españoles sin complejos. España es un gran país y Melilla una gran ciudad. No merecemos tener los dirigentes sanitarios que padecemos. No se pueden -ha proseguido- consentir ataques continuos a uno de los pilares del Estado, como es la Sanidad, mientras los responsables de INGESA brindan al sol, desde sus bonitos despachos, con moqueta".

De este modo, ha recordado que "generaciones de españoles han trabajado muy duro para conseguir una sanidad pública, gratuita, universal y de calidad; muchos de ellos han muerto sin poder ver el resultado de su esfuerzo".

Por ello, considera que lo viene ocurriendo con las agresiones a los sanitarios "es una afrenta a la memoria de todos estos españoles que, frente al surgimiento de un terrorismo sanitario, que pone en peligro uno de los pilares del Estado, los dirigentes de INGESA se limiten a repetir consignas baratas, copiadas de algún chusco manual de osopeluchismo político".

Por todo ello la Comisión Permanente del Sindicato Médico ha concluido subrayando este mensaje dirigido a los responsables políticos de la Sanidad: "Hay que actuar, YA. No hay que esperar a que haya un muerto sobre la mesa".