www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    21 de mayo de 2019

Editorial

Carta del Editor: Fin del primer asalto, empieza el segundo
Un resumen apresurado sobre las elecciones de ayer. En Melilla, lo previsto, con muchas dificultades y en ambiente hostil: repetición, muy competida, de la victoria del PP -vaticinio de nuestro periódico confirmado y mi enhorabuena a los vencedores- un aumento, por encima de lo vaticinado, del PSOE y desilusión final de CpM. En el conjunto de España, resultado muy peligroso para España y confirmación de que el PP, que a duras penas ha mantenido el segundo puesto, necesitaba el cambio para no desaparecer.

Con respecto a las, para nosotros, cercanas y vitales elecciones locales, dos comentarios.

Carta del Editor

Hoy se decide entre españoles o antiespañoles, la supervivencia, o no, de España como nación
En el día de unas elecciones generales fundamentales para España, que se juega su presente y su futuro con el dramatismo y los indecisos como fondo, algunas reflexiones de tipo general. Francis Fukuyama, antes un ídolo, ahora muy denostado, ha publicado un nuevo libro, “Identidad”, en el que habla de movimientos políticos que se basan en sentimientos de dignidad insatisfecha, movimientos de resentimiento. Apelar políticamente al resentimiento, como ahora ocurre, puede ser eficaz, pero no es muy ético, le falta consistencia y, por eso, no puede perdurar demasiado. Unidas (o Unidos, no lo sé) Podemos lo hizo hace años y ahora asiste a su hundimiento progresivo. Vox lo está haciendo ahora -su candidato número 1 para las elecciones locales del 26 de mayo es un tipejo como Jesús Delgado, que es lo peor de lo peor, lo más tonto que en la política melillense se ha podido ver a lo largo de los siglos, y eso que se ha visto mucho malo-pero el futuro irá diciendo lo que va a ir pasando con ese partido en España.
El partido de Mustafa Aberchán sabe que es su oportunidad más clara de ganar si los que hasta ahora han votado al PP, se decantan por Cs o Vox, al dividir el voto
Es importante que los melillenses participen en las elecciones y que este domingo la protagonista no sea, una vez más, la abstención. Los problemas de nuestro país, y de nuestra ciudad en concreto, nos afectan a todos, y por ello ir a votar debe ser tomado como una obligación moral más que como un derecho
Tras un primer debate al que se vio a un Pablo Casado algo gris, en su interés por presentar un carácter presidencial que permitió a Albert Rivera ganar esta cita, ayer cambió de estrategia y le fue bien la cosa a tenor de los resultados de todas las encuestas que le dan como ganador
El conjunto de Alejandro Alcoba puso fin a una racha negativa de cuatro derrotas consecutivas con su triunfo ante el Cáceres (78-76), mientras que el plantel de Luis Miguel Carrión mantiene el liderato por tercera jornada consecutiva tras golear al Atlético Sanluqueño (4-0).
Elecciones nacionales: España, al borde de la catástrofe
Para las elecciones generales del próximo domingo parten como favoritos en Melilla los candidatos del PP, seguidos de los de CpM. Resulta difícil adivinar cual puede ser la incidencia de Vox.
Más partidos para las elecciones autonómicas de 2019
El número total de candidaturas que se presentará para las elecciones del 26 de mayo la lo conoceremos oficialmente el miércoles 24 de abril con la publicación provisional en el BOE de todas ellas
Las dudas sobre el voto por correo no son nuevas en Melilla y es necesario acabar ya, de una vez por todas, con una situación que se remonta a demasiados años. Sin embargo, tampoco parece viable que esas dudas sean resueltas mediante la acreditación de observadores internacionales, como pide Coalición por Melilla, puesto que “nuestra legislación electoral no prevé la existencia de observadores internacionales", tal y como ya apuntó la Junta Electoral Central hace apenas un año y medio en las elecciones de Cataluña
La Audiencia Provincial de Málaga, sección 7ª en Melilla, acordó el 2 de abril el desistimiento de la causa que se abrió hace años contra numerosos melillenses en la que algunos políticos y personajes fracasados, que mintieron hasta la náusea, calificaron como “El caso del Campo de Golf”.

Fue ese “caso” inventado que ahora ha terminado en nada, como tantos otros antes, un episodio más del final de un calvario para todos los injustamente denunciados, el fin de una larga injusticia que ha hecho un daño incalculable, insoportable, larguísimo en el tiempo, a muchos melillenses. Un daño al que se suma lo ocurrido con tantos otros casos también archivados y a los afectados por los que, por desgracia, todavía quedan por resolver. Al daño directo a los afectados habría que sumar el daño colectivo que se ha hecho al conjunto de la ciudad de Melilla, que ha vivido un régimen de terror basado en denuncias falsas e “investigaciones” increíbles, que han paralizado el ritmo de funcionamiento normal de la ciudad y causado un efecto nocivo que tardará décadas en ser remediado, si es que se consigue.
0,234375