www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    14 de diciembre de 2019

Editorial

Hay que acabar con esa economía sumergida que también es parte del problema que ahoga a nuestra frontera y quienes intentan vivir legalmente de las oportunidades que esta ofrece. Las administraciones tienen las herramientas para conseguirlo

Hay que oír el clamor de la gente
La primera condición para solucionar un problema es admitir que existe y por ello la Delegación del Gobierno no puede seguir afirmando que la frontera está mejor ahora cuando es notorio que es todo lo contrario y si no, que se lo pregunten a las 2.000 personas que salieron anoche a protestar porque ven peligrar sus negocios
La frontera avanza, pero sus pasos hacia adelante son tan lentos, que no se ven los resultados. Todos, empresarios, profesionales y ciudadanos, necesitamos celeridad en las soluciones, una virtud de la que, lamentablemente, carecen las administraciones públicas. Quizá, para cuando lleguen, ya sea demasiado tarde
Melilla ha pedido al representante de la UE que se inste a Marruecos a poner en marcha el convenio de repatriación de menores, algo que se antoja muy difícil porque nunca se ha aplicado
No hay derecho a que nuestros políticos no atiendan este clamor social. "Tu protección es nuestra lucha. Por una sociedad más segura, más justa y más solidaria", señala la plataforma de víctimas por la Prisión Permanente Revisable. Lo que piden no es venganza, sino justicia y que el horror que han tenido que vivir sus hijos y ellos mismos no lo tenga que vivir nadie más por culpa de nuestras leyes blandas y el buenismo de quienes las impulsan
No son pocas las muestras de entrega de quienes forman parte de nuestros cuerpos de seguridad, tanto del Estado como de Melilla, y de unidades de emergencia como los Bomberos, en una ciudad donde más a menudo de lo que nos gustaría se dan casos de personas que se ven en situación de riesgo por diferentes razones
Si al turista marroquí que viene a gastarse su dinero no se le trata como se debe, acabaremos con los verdaderos turistas a los que pueden aspirar los comerciantes y empresarios , tanto del centro como del nuevo centro comercial de Melilla.
Todos los ingredientes para poder aspirar a lo máximo los cumple el decano. Sólo falta que las obras de remodelación se inicien en los plazos previstos, de lo contrario la paciencia y la esperanza de los dirigentes se habrán agotado. No den pie a ello
Las previsiones en Melilla del 8-M, superadas
Las previsiones de las concentraciones y actividades feministas del 8 de marzo en Melilla se vieron claramente superadas si bien los paros y la huelga apenas tuvieron seguimiento, salvo en la Educación Secundaria. Pero aún así el día fue histórico porque consiguió visibilizar un deseo de muchos de que exista una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.
La unidad y la inclusión son claves para conseguir la tan ansiada igualdad. Es hora ya de conseguir entre todos erradicar estas injustas diferencias que nos sonrojan como sociedad, y que son impropias de los tiempos que corren
0,373779296875