www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    21 de marzo de 2019

Opinión

Escaño cero

Julia Navarro



El día cinco de marzo es el tope para que se resuelva un problema que afecta a los creadores de cultura. Y me pregunto quién ganará la partida, si las ministra de Trabajo Magdalena Valerio y la de Hacienda María Jesús Montero y el de Cultura, José Guirao. Me explico, la partida no es otra que la aprobación de un Reglamento por parte del Gobierno que haga realidad el decreto aprobado no hace tanto, con el que se permite que los creadores puedan cobrar su pensión y los derechos de autor que hayan resultado de sus creaciones. Algo que es norma en el resto de Europa pero no en nuestro país.

La columna de Salido

Antonio Salido



La política es así, y quien dijo aquello de que “es el arte de confundir al pueblo” cuanto razón llevaba. En alguna ocasión he aprovechado mi columna para señalar comportamientos políticos tan desconcertantes que parecía que los políticos que había detrás estaban desquiciados. Esto me ha vuelto a pasar estos días cuando he visto las cosas que se dijeron en la manifestación convocada por PP, Cs y Vox en la Plaza del “descubridor de América”. Sí los tres amigos de la derecha o “trillizos” como los ha descrito alguien, estos salvadores de la Patria Hispana, que no de los hispanos, protestaron y mucho contra el diálogo entre el Gobierno y los independentistas.

Columna abierta

Guelaya Ecologistas en Acción



A Guelaya las declaraciones del consejero de Coordinación y Medio Ambiente le han sorprendido porque se alejan de la cuestión principal, que es el compromiso de la Ciudad de informar a los melillenses sobre la calidad del aire, derecho adquirido en laLey 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente (que incorpora las Directivas 2003/4/CE y 2003/35/CE) y especificamente en el articulado del Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire.

De actualidad

Rafael Torres



Un acusado puede mentir cuanto quiera en su defensa sin incurrir por ello en el delito de falso testimonio, pero no es absolutamente necesario que exprese su desprecio hacia el tribunal que le juzga. También tiene derecho a ello, a menos que la buena educación o el sentido común se lo impida, pero diríase que semejante actitud, la de la arrogancia desatada, la de la soberbia, no puede generar especiales beneficios a su defensa precisamente. Sin embargo, diríase también que los procesados por la insurrección institucional de Cataluña, los atizadores y gestores de la misma, o desconocen esa sencilla verdad, o les cuesta horrores controlarse y sopbreponerse a su extraña convicción de estar siendo juzgados por gente inferior en todos los órdenes a ellos.

El rincón de Aranda

Juan J. Aranda



Hace muchos años conocí a unos hermanos, trillizos, que siempre andaban a la gresca entre ellos, zurrándose de lo lindo, pero cuando un extraño intentaba meterse para apaciguar la pelea, entonces se juntaban los tres y el pobre mediador era el que se llevaba la peor parte. Creo que existe algo parecido, a lo que viene ocurriendo en la política nacional, y me atrevería hacer un símil, desde que Pedro Sánchez, “expulsó” de la Moncloa al corrupto partido que la habitaba, ya que los “trillizos” regurgitados de la derechona, no han parado en llamarle de todo, menos bonito. Claro que antes, dos de ellos, el “azul cielo” y el “naranjito”, discutían: “...que yo soy el centro, y tú no”, y el otro: “¡ah!,

El candil

Manuel La Parra Ripio


Todo lo pasado, sufrido y sentido, así como lo hecho por Julen debiera quedar mostrado en un pequeño museo, como recuerdo del por qué ha pasado, qué se ha hecho para salvarlo, tanto la respuesta social, civil y técnica del resultado; y por supuesto como loa permanente a nuestros equipos de salvamento civil, militar, empresarial y minero, ya que el esfuerzo ha sido general y el saber de cada grupo necesario para cualquier futuro. Y este es, el humanismo que nos hace falta. Porque "Hechos son acciones y no buenas razones".

Ventana nacional

Carmen Tomás



La reforma laboral aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy en 2012 fue, sin ninguna duda, lo mejor que hizo ese ejecutivo. Entonces, los parados se contaban por centenares cada día. La ministra Fátima Bañez fue su artífice y gracias a su reforma las empresas contaron con una alternativa distinta al paro. A lo largo de la crisis y años anteriores, las empresas que tenían problemas únicamente podían afrontarlos reduciendo la plantilla. Además, se veían obligadas a cumplir sí o sí con los convenios sectoriales. Precisamente, el cambio fundamental de la reforma Báñez, unido a la

De actualidad

Fermín Bocos



Emplazado por el PP (Pablo Casado), el partido Ciudadanos (José Manuel Villegas) anuncia que tras el 28 de abril no pactará con el PSOE. ¿Sea cual sea el resultado de las elecciones? Cuesta creer que Albert Rivera mantendrá este compromiso si, llegado el caso, la aritmética parlamentaria resultara favorable a un acuerdo de gobierno con los socialistas. Acuerdo que alejase al PSOE de los separatistas y de Podemos. Es cierto que la experiencia (mala) de Ciudadanos con Pedro Sánchez les ha dejado escaldados. Le apoyaron en la primera ocasión en la que pudo llegar a La Moncloa mientras Pablo Iglesias torpedeaba aquella operación reclamando media docena de ministerios y la dirección del CNI.

Escaño Cero

Julia Navarro



Pedro Sánchez y Albert Rivera, como casi todos los políticos, son devotos seguidores de Enrique de Borbón, ya saben, el pretendiente al trono francés que no dudó en sacrificar sus convicciones religiosas, era protestante y se reconvirtió al catolicismo, diciendo aquello de "París bien vale una misa". Bueno, pues en el caso de Sánchez y Rivera, a tenor de sus compañeros de viaje, se podría decir que piensan lo mismo que Enrique IV, aunque evidentemente no se puede comparar la Moncloa con París. Vamos, digo yo.

La Columna Sanitaria

Por Antonio García Castillo (Ex Jefe de Medicina Interna del Hospital Comarcal de Melilla)

“Los refranes son sentencias breves, cuyo uso es compartido por una comunidad, que promueven a la reflexión, transmiten una enseñanza o sirven como ejemplo”. Los refranes son, en definitiva, la “Sabiduría Popular”. Debo manifestar, antes que nada, que soy un enamorado del Refranero Español; por eso, porque traduce la sabiduría comprobada y vivida por nuestros antepasados, siglos ha. Y me imagino tu pensamiento, querido lector, sin adivinar por donde va a derrotar la columna de hoy.
0,421875