www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    20 de marzo de 2019

Seguridad

Un policía nacional mirando ayer un maletero.- Se vivieron momentos de gran tensión
Un policía nacional mirando ayer un maletero.- Se vivieron momentos de gran tensión (Foto: CEDIDA)

Señala que autoridades policiales españolas impedían por la tarde el paso a todos los automóviles que se dedican al comercio fronterizo, lo que obligó a los afectados a pernoctar en sus coches en la carretera de circunvalación

La Asociación de Comerciantes de Melilla dedicados a la frontera (Acsemel) ha denunciado que cientos de vehículos dedicados al comercio fronterizo no pudieron pasar ayer hacia Marruecos por el puesto fronterizo de Farhana porque las autoridades policiales españolas se lo impedían. Los hechos empezaron a ocurrir sobre las cinco de la tarde y tras requerir desde Acsemel la intervención de la Delegación del Gobierno y de la Jefatura Superior de Policía, se personaron en el lugar el jefe del gabinete técnico y el jefe superior, pero aseguran que ya no pudieron hacer nada porque pasadas las siete y media de la tarde los agentes marroquíes ya no permiten esta actividad. Las autoridades españolas se han comprometido con Acsemel a que hoy jueves a primera hora se les permitirá el paso, señalan desde esta asociación. La imposibilidad de pasar con las mercancías llevó a cientos de vehículos a pernoctar en la ciudad, en concreto en la carretera de circunvalación, en una fila kilométrica.
La parada del ‘Kiss and Go’ del colegio Reyes Católicos
La parada del ‘Kiss and Go’ del colegio Reyes Católicos

En este mes de marzo ya son cuatro los colegios de Melilla que forman parte de esta iniciativa de Seguridad Ciudadana

El Reyes Católicos ha sido uno de los últimos centros que se han sumado al ‘Kiss and go’ para dejar a los niños en el colegio con toda seguridad. En este mes de marzo ya son cuatro los colegios de Melilla que forman parte de esta iniciativa de la Consejería de Seguridad Ciudadana y esperan que pueda extenderse al resto de centros educativos.
Bajo el lema ‘No dobles la fila, dobla tu esfuerzo’ el objetivo es fomentar una mayor autonomía de los niños evitando problemas de tráfico
Bajo el lema ‘No dobles la fila, dobla tu esfuerzo’ el objetivo es fomentar una mayor autonomía de los niños evitando problemas de tráfico
SUP y AUGC, tras la visita del ministro del Interior, anuncia que seguiremos poniendo en valor la profesionalidad el trabajo y el esfuerzo de policías y guardias civiles
SUP y AUGC, tras la visita del ministro del Interior, anuncia que seguiremos poniendo en valor la profesionalidad el trabajo y el esfuerzo de policías y guardias civiles

Aseguran, en un comunicado conjunto de las dos fuerzas mayoritarias, que el titular de Interior se negó a recibirles

Las dos principales organizaciones sindicales en el seno de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han emitido un comunicado conjunto para tachar la visita a Melilla del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, “como decepcionante”. Así lo han expresado el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) y la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y para ello dan varios argumentos para razonar su afirmación, principalmente su negativa a recibirles para que pudieran trasladarse las necesidades de las plantillas de ambos cuerpos de seguridad en nuestra ciudad.
Según el ministro, las autoridades de Marruecos “son las primeras a las que les preocupan sus menores y quieren que estén en su país”
Según el ministro, las autoridades de Marruecos “son las primeras a las que les preocupan sus menores y quieren que estén en su país”

Este retorno de los menores marroquíes que llegan a territorio español se hará “cuando proceda”, dado el interés del país vecino en darles protección para evitar el “desarraigo”, y siempre “en interés del menor”

España y Marruecos han empezado a trabajar en una metodología para proceder a la repatriación “cuando proceda” de los menores extranjeros no acompañados (MENA) de nacionalidad marroquí que llegan a territorio español, dado el interés del país vecino en darles protección para evitar el “desarraigo”.
Fernando Grande-Marlaska firmó en el Libro de Oro de Melilla
Fernando Grande-Marlaska firmó en el Libro de Oro de Melilla (Foto: Guerrero)
Respecto a la propuesta que ha impulsado el Gobierno de Melilla para pedir cambios en la Ley de Protección Jurídica del Menor por la cuestión de los MENA, el ministro del Interior expresó su desacuerdo al recordar que se trata de menores de edad y su protección se encuentra entre los conceptos de los convenios internacionales.

Contenido protegidoInterior hará un informe sobre el proyecto de seguridad del Puerto

El Ministerio del Interior tendrá que elaborar un informe sobre la seguridad del Puerto de Melilla, ya que su proyecto actual vence este mes. Tras ser preguntado por las concertinas del puerto melillense, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo que no iba a anticipar cuál iba a ser el pronunciamiento de su departamento en ese nuevo informe, pero dio una pista al recordar que “el criterio de este Gobierno es más seguridad y humanidad”.
Grande-Marlaska insistió en que “las fronteras, para ser seguras, no tienen que utilizar medios cruentos, necesariamente, y menos en el siglo XXI”
Grande-Marlaska insistió en que “las fronteras, para ser seguras, no tienen que utilizar medios cruentos, necesariamente, y menos en el siglo XXI”

La eliminación de esta tercera valla se encuentra entre las modificaciones que el Ministerio del Interior quiere llevar a cabo este mismo año en el perímetro para conseguir una frontera más segura, “pero también más humana”

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció ayer que en la valla fronteriza de Melilla, además de retirar las concertinas y elevar la altura en las zonas vulnerables, como ya avanzó en Ceuta la semana pasada, también eliminará la sirga tridimensional, instalada por el Gobierno de Zapatero en 2006. Con esta medida, se pondrá fin a una de las medidas que adoptó aquel Gobierno socialista para tratar de poner fin a la primera crisis de las vallas que sufrió Melilla en 2005, junto con la elevación de la altura del perímetro de 3 a 6 metros, que supuso la instalación de un entramado de cables de acero en la zona intermedia del perímetro fronterizo.
El ministro evita entrar en debates sobre elevar la altura de la valla

Contenido protegidoEl ministro evita entrar en debates sobre elevar la altura de la valla

Recuerda que la Ciudad hará lo mismo en La Purísima

Grande-Marlaska no quiso entrar “en debates” sobre la peligrosidad que, según el PP y el Gobierno de Melilla, tiene elevar la altura de la valla en las zonas vulnerables, si bien recordó que la Ciudad Autónoma anunció recientemente que iba a aumentar la altura de los muros perimetrales del centro de acogida de menores de La Purísima. “Igual es que para los menores hay que elevar el muro”, dijo de forma irónica el ministro antes de apuntar que “hay que ser más comedidos en estas manifestaciones” al tratarse de “cuestiones serias e importantes y donde hay personas detrás”.
El viaje concluyó con visitas a la Jefatura Superior de Policía y a la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla
El viaje concluyó con visitas a la Jefatura Superior de Policía y a la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, resaltó que, tras unos meses de especial intensidad en el control de la inmigración, durante los que la mayor parte de los esfuerzos se dedicaron a gestionar el incremento de llegadas del verano, ya han comenzado a percibirse los resultados de las labores de planificación y control de la inmigración.
Una ajetreada mañana: visitas, reuniones y un paseo por Melilla
Fernando Grande-Marlaska empezó su comparecencia de prensa recordando que no era la primera vez que venía a Melilla, ya que como juez había viajado a la ciudad para participar en jornadas de formación jurídica. Pero sí era su primer viaje como ministro del Interior, en el que tuvo una ajetreada agenda que comenzó con una fugaz visita al paso fronterizo de Beni-Enzar. Allí conoció el funcionamiento de la máquina detectora de latidos y la oficina de asilo.
0,326171875