www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    14 de diciembre de 2018

Justicia

Le piden 10 meses de prisión por golpear a su mujer embarazada y echarla de la casa

El acusado, sin antecedentes y recién casado, sostiene que la denuncia está únicamente motivada por la obtención de “los papeles”, y afirma que es su suegro el que siempre ha agredido físicamente a su mujer

El 16 de noviembre de 2018 se produjo una discusión en el seno de un matrimonio; dicha discusión acabó con el marido presuntamente propinando una brutal paliza a su mujer, que estaba (y sigue) embarazada, para posteriormente “abandonarla” en la rotonda de Beni Enzar. El acusado niega los hechos, afirma que es el padre quien ha abusado físicamente de su mujer, y achaca la denuncia a que “las mujeres embarazadas odian a los hombres” y a que la mujer, de nacionalidad marroquí, está denunciándole para “conseguir los papeles”. El Ministerio Fiscal pide para él una pena de 10 meses de prisión, más 2 años de alejamiento. La defensa pidió la absolución del acusado.
Se enfrenta a 4 años por apuñalar en el pecho a su “amigo” durante una discusión

El acusado: “Yo no he sido, pero por desgracia tengo antecedentes por esto mismo, y siempre me señalan a mi en las fotos”

A mediodía, el 15 de diciembre del pasado año 2017, dos jóvenes discutían en un cafetín ubicado en las naves del SEPES cuando uno de ellos, supuestamente el acusado, sacó una navaja y comenzó la lanzar puñaladas, llegando a impactar una de las cuchilladas en el pecho de la víctima. Durante el juicio, el perjudicado se retractó de sus declaraciones previas y afirmó que no era capaz de asegurar que el acusado, su amigo, con el que comparte condena en prisión, fuera el joven que le apuñaló. El Ministerio Fiscal, a pesar de ello, siguió pidiendo para el joven una pena de 4 años de prisión por un delito de lesiones.
Juzgados de Melilla
Juzgados de Melilla

El acusado formaba parte de un grupo de 4 marroquíes que fueron detenidos en plena agresión, cuando arrastraban a la chica a un callejón

La madrugada del 3 de abril de 2010 se produjo una agresión sexual en la calle General Polavieja. Un grupo de 4 marroquíes abordó a una mujer en plena calle, y los hombres comenzaron a golpearla, insultarla y realizarle tocamientos. Un grupo de agentes de la Policía se percató de los gritos de la víctima y acudió en su auxilio, deteniendo al acusado, quien durante el juicio negó su implicación en los hechos y aseguró que había presenciado la agresión de lejos. La Fiscalía pide para él un total de 3 años de prisión, más 5 años de alejamiento. El juez dictó su ingreso en prisión preventiva a la espera del dictamen de la sentencia, por el riesgo evidente de que el acusado huya a su Marruecos natal para huir de una posible condena.
El vehículo fue detenido en la circunvalación
El vehículo fue detenido en la circunvalación

El conductor exculpó al copiloto, asegurando que lo recogió por el camino para hacerle un favor

La mañana del 23 de mayo de 2017, una furgoneta fue detenida a la altura de la granja Taramunti, en la circulvalación. Los agentes venían haciéndole un seguimiento y, al registrarla, encontraron en su interior 10Kg de hachís. La policía detuvo a los dos tripulantes del vehículo, y se les imputó el mismo delito. Sin embargo, durante el juicio, el conductor exculpó al copiloto, asegurando que únicamente lo estaba llevando de un punto a otro de la ciudad. El conductor reconoció los hechos y se mostró conforme con la petición final de la Fiscalía:3 años de prisión más el pago de una multa de 20.000 euros.
Karla Pérez y Abdelwahid Aghbalou
Karla Pérez y Abdelwahid Aghbalou

Al no apreciar el agravante de alevosía y por lo tanto considerar el delito de homicidio intencionado

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias rebaja la pena de prisión de 26 a 19 años y seis meses de prisión para el marroquí Abdelwahid Aghbalou, condenado por la Audiencia Provincial de Asturias por acabar con la vida de su expareja, la joven Karla Pérez, en la playa de La Hípica en Melilla en julio de 2016, al no apreciar el agravante de alevosía y por lo tanto considerar el delito de homicidio intencionado, según la sentencia facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).
Calle Pablo Vallesca, vista desde el Hotel Rusadir
Calle Pablo Vallesca, vista desde el Hotel Rusadir

Un Guardia Civil que se alojaba en un hotel del centro pudo ver cómo el acusado detenía su vehículo y se bajaba para romper la ventanilla de otro coche; el acusado niega los hechos: “estaba en mi casa”

En la madrugada del 7 de junio de 2015 se produjo un robo con fuerza en un vehículo estacionado en la calle Pablo Vallesca, cercana al Kursaal. Según el relato del Ministerio Fiscal, el acusado -quien circulaba en su coche- se detuvo para romper la ventanilla de un todoterreno que se encontraba estacionado y extrajo del interior un iPad y el navegador de la consola central. Un agente de la Guardia Civil franco de servicio presenció los hechos desde la terraza de su hotel. El acusado, quien estaba enganchado a las benzodiacepinas en aquél tiempo, niega los hechos. La Fiscalía le pide 2 años y 665 euros de indemnización por los objetos robados.
Tribunales de Melilla, torres del V Centenario
Tribunales de Melilla, torres del V Centenario

Discutieron por la concesión de unos días de vacaciones y acabaron golpeándose y tirándose mutuamente de los pelos

La mañana del 23 de marzo se produjo una pelea en una peluquería cercana a los pabellones militares de Alfonso XIII; la propietaria del establecimiento y una de sus empleadas comenzaron a discutir con motivo de la concesión de unos días de vacaciones, y en un momento dado, una de las dos acometió contra la otra (las versiones difieren en este punto) y comenzó la citada pelea, que se saldó con ambas mujeres sufriendo lesiones leves. El Ministeriio Fiscal considera a ambas como responsables de un delito de lesiones y pide para ellas 18 meses de cárcel, mientras que cada una de las defensas piden la absolución de sus respectivas y una condena de hasta 2 años de prisión para la otra, además del pago de indemnizaciones.
El juez decano valora positivamente que Justicia les retenga el dinero de la huelga: “nos legitiman”

Según Fernando Portillo, desde 2009 hay una discusión “estéril” acerca de si los jueces pueden o no hacer huelga. El Ejecutivo sostenía que no, y no retirarles el dinero era una manera de deslegitimarlos

El decano de los jueces en Melilla, Fernando Portillo, atendió a MELILLA HOY para valorar la medida del Ministerio de Justicia que, por primera vez desde que comenzaran las huelgas de jueces en 2009, les retendrá del sueldo el dinero correspondiente al día de huelga. Portillo recordó que esta era una petición expresa de las asociaciones de jueces y fiscales, y consideró que implica la legitimación del derecho a huelga de ambos colectivos, un derecho que en su día fue puesto en tela de juicio y ante el que los diferentes gobiernos han reaccionado “mirando a otro lado”. “Por fin, después de 10 años, esta medida legitima el derecho a huelga de los jueces”.
Los hechos tuvieron lugar en el Puerto Noray
Los hechos tuvieron lugar en el Puerto Noray

Un grupo de jóvenes rodeó a la víctima; le enseñaron un arma blanca y le dieron varios puñetazos. Una vez aturdido, le sustrajeron 120 euros y un teléfono móvil. La Guardia Civil pudo recuperar el teléfono

El 4 de noviembre de este mismo año, a altas horas de la madrugada, un joven sufrió un violento atraco en el Puerto Noray. Un grupo de personas lo rodeó y uno de los integrantes de dicho grupo, supuestamente el acusado, le enseñó un arma blanca y le propinó varios puñetazos con el ob jetivo de robarle dinero y el móvil. La Guardia Civil fue alertada por la víctima y dio con el acusado, quien tiene antecedentes, interviniéndole el móvil robado. Pese a que el denunciante no se ratificó en la vista, el Ministerio Fiscal consideró probados los hechos e interesó para el acusado una pena de 4,5 años y 900 euros de multa, por robo con violencia y lesiones, respectivamente.
0,216796875