www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    15 de diciembre de 2018

Justicia

El acusado cargó contra la víctima con un cuchillo de grandes dimensiones
El acusado cargó contra la víctima con un cuchillo de grandes dimensiones

La agresión se produjo a última hora de la tarde (20:00h), mientras el acusado circulaba a pie por el barrio de la Cañada de Hidum

A última hora de la tarde del día 7 de marzo de 2017, un joven fue violentamente atacado por el acusado en el barrio de la Cañada de Hidum. El acusado, un joven melillense sin antecedentes, golpeó por sorpresa a la víctima en la cabeza con una piedra y, después, acometió contra él portando un machete de grandes dimensiones, produciéndole lesiones. El Ministerio Fiscal pedía inicialmente 3 años de cárcel, que finalmente se quedaron en 2 tras reconocer el acusado los hechos que se le imputaban.

El juicio por denuncia falsa contra Nordin Abdel-Lah, aplazado ahora hasta febrero

El acusado Nordin Abdel-Lah (izquierda) y el abogado Rachid Mohamed
El acusado Nordin Abdel-Lah (izquierda) y el abogado Rachid Mohamed

Es un mero intento por dilatar el proceso para que la Fiscalía no vea comprometida su principal declaración testifical

El juicio contra Nordin Abdel-Lah por un presunto delito de denuncia falsa ha sido suspendido hasta febrero del próximo año. El motivo de la suspensión ha sido la preservación de otro proceso, el del voto por correo, por el miedo a que una sentencia contra Nordin (principal testigo) “contamine” el otro juicio.
La pelea tuvo lugar en el pub “La Compañía”
La pelea tuvo lugar en el pub “La Compañía”

Los dos acusados comenzaron una discusión que acabó tornándose en una violenta pelea por la que ambos fueron procesados

En noviembre de 2015, una discusión entre dos hombres en el pub “La Compañía” desembocó en una violenta pelea que incluyó agresiones con vasos, puñetazos y patadas, y se saldó con los dos implicados heridos y acusados de un delito de lesiones. Los acusados reconocieron los hechos: uno de ellos fue condenado a 2 años de prisión y el otro a pagar 1.080 euros de multa.
Los hechos tuvieron lugar en Beni Enzar
Los hechos tuvieron lugar en Beni Enzar

Los dos acusados, una mujer y un hombre marroquíes, cargaron contra los agentes y provocaron el lanzamiento de piedras

A principios de enero de 2014, tres policías nacionales sufrieron numerosas lesiones de carácter leve mientras desempeñaban su labor de control en el puesto fronterizo de Beni Enzar. Todo empezó cuando la acusada, una marroquí con residencia en Melilla, desplazó una de las vallas de canalización de personas. Los agentes le llamaron la atención y, cuando fueron a identificarla, se puso agresiva e intervinieron más personas, que propinaron sendas patadas y puñetazos a los agentes, induciendo a la multitud a comenzar a lanzar piedras y objetos contra los policías. Tanto la mujer como uno de los hombres que intervino han sido condenados al pago de 1.080 euros de multa por los delitos de resistencia grave y lesiones.
A la izquierda el acusado, Nordin Abdel-Lah y la derecha el abogado Rachid Mohamed
A la izquierda el acusado, Nordin Abdel-Lah y la derecha el abogado Rachid Mohamed

El letrado melillense se ha personado como acusación particular contra Nordin Abdel-Lah, acusado de un delito de denuncia falsa

El letrado encargado de la defensa de, entre otros, Mustafa Aberchán en el caso del voto por correo, Rachid Mohamed Hammu, denunció al principal testigo del caso a raíz de unas declaraciones en las que dicho testigo, Nordin Abd-Lah, afirmaba que el letrado le había ofrecido hasta 500 mil euros a cambio de que se retractara en sus declaraciones contra los políticos de PSOE y CpM. Estas acusaciones provocaron un considerable perjuicio al letrado, cuya acusación particular, tras el sobreseimiento del caso en su contra, pide para Nordin la imposición de una pena de multa por valor de 8.640 euros, por un delito de acusación y denuncia falsa.
Los hechos tuvieron lugar en uno de los laterales del Hospital, junto a Urgencias
Los hechos tuvieron lugar en uno de los laterales del Hospital, junto a Urgencias

El acusado tiene 9 condenas previas por diversos delitos, entre ellos otros robos con fuerza, por lo que sería reincidente

El pasado 28 de agosto, sobre las 21:00h, un hombre estacionó su vehículo en las proximidades de Hospital Comarcal para llevar a su hijo a Urgencias. Entre las 21 y las 22:30, se produjo un robo en su vehículo; alguien reventó la ventanilla del copiloto con una piedra y extrajo del interior un total de 3 teléfonos móviles. Los vigilantes del Hospital vieron el coche y avisaron a la Policía Nacional. Una patrulla comenzó a investigar por los alrededores y dio con un hombre, el acusado, que llevaba encima dos de los teléfonos robados. El acusado afirmó en el juicio que los había comprado por 20 euros a dos “niños de la calle”. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la pena de 3 años de prisión, ya que el acusado es reincidente (tiene 9 antecedentes).
El acusado fue visto circulando por los alrededores del Ferial
El acusado fue visto circulando por los alrededores del Ferial

Un agente de Policía Local franco de servicio aseguró haber visto al acusado circulando con un vehículo en sentido contrario

El lunes día 3 del pasado septiembre, en plena Feria de Melilla, un agente de la Policía Local franco de servicio vio como un conductor circulaba por una calle en sentido contrario y dio aviso. Una hora después, una patrulla hizo una prueba de alcoholemia al conductor y dio 0,56mg/L, por lo que se le piden 3.600 euros y 3 años de retirada de carnet.
El acusado fue detenido cuando se dirigía a la circunvalación
El acusado fue detenido cuando se dirigía a la circunvalación

El acusado aseguró que los guardias civiles se confundieron y que quien realmente conducía el vehículo era su primo

El pasado septiembre, una pareja de guardias civiles se encontraban realizando un control en la intersección de la carretera de los pinos con la circunvalación cuando vieron cómo un vehículo que se dirigía hacia ellos hacía una maniobra extraña, de modo que lo siguieron. Al dar con los dos ocupantes del vehículo, comprobaron que el joven a quien habían visto conducir carecía de permiso, por lo que lo detuvieron acusado de un delito contra la seguridad vial. El acusado negó en todo momento haber conducido, y aseguró que era su primo quien iba al volante. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 5 meses de cárcel sin posibilidad de suspensión, dado que tiene 3 antecedentes por el mismo delito.
Le piden 7 meses de prisión por acercarse a su expareja en el Puerto Noray

El acusado incumplió una orden de alejamiento que se le había impuesto con respecto de la joven, con la que tiene un hijo en común

El pasado 30 de septiembre, sobre las 03:30, un joven de tan solo 22 años fue detenido por la Guardia Civil en el Puerto Noray acusado de un delito de quebrantamiento de condena, dado que los agentes haían presenciado en directo cómo el chico se acercaba a su expareja, con la que tiene un hijo en común y de quien el acusado dice que le acosa para retomar la relación. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 7 meses de prisión por quebrantamiento de condena, además de la revocación de la suspensión de otra condena por un delito de estafa de 2016. La defensa aportó un pen con whatsapps que demostrarían la tesis del acoso.
El acusado fue localizado en la Cañada de Hidum
El acusado fue localizado en la Cañada de Hidum

Los agentes tuvieron que apartarse del camino del acusado, quien estaba en busca y captura, para evitar ser atropellados

En febrero del año pasado, un joven melillense de 19 años huyó de la Policía en un vehículo, provocando la activación de un dispositivo de localización y detención. Unos agentes participantes en dicho dispositivo dieron con el acusado en la Cañada, sentado en su coche, y procedieron a detenerle, pero el joven volvió a huir, impactando levemente contra uno de los policías y provocándole una lesión leve. Durante el intento de detención, uno de los agentes incluso llegó a disparar su arma reglamentaria al aire para disuadir (sin éxito) al acusado. El Ministerio Fiscal pidió para el joven, sin antecedentes, una pena total de 2.340 euros y 6 meses de prisión, por los delitos de conducción sin licencia, lesiones y desobediencia grave.
0,28125