www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    21 de abril de 2019

Justicia

Los acusados, durante una de las sesiones
Los acusados, durante una de las sesiones

Todos los empleados de la oficina fueron absueltos, ya que el Tribunal como “no aceptables” las hipótesis de la Guardia Civil

La Audiencia Provincial se ha pronunciado con respecto al caso de blanqueo de capitales en el que se vieron implicados 7 empleados de una sucursal local del BBVA y un grupo de 6 narcotraficantes (marroquíes y españoles), acusados de blanquear cerca de 17 millones de euros procedentes del tráfico de drogas. El Tribunal ha absuelto a todos los empleados de la sucursal, al considerar “no aceptables” las hipótesis de la Guardia Civil y no hallar indicios de vinculación de los empleados con la trama delictiva. Sin embargo, todos narcotraficantes han sido condenados por blanqueo, 5 de ellos a 5 años y 8 meses, y uno a 4 años y 8 meses.
El modelo sustraído era un Maserati Ghibli de más de 90.000 euros
El modelo sustraído era un Maserati Ghibli de más de 90.000 euros

La Guardia Civil sostiene que los acusados forman parte de un grupo de compraventa de coches robados y pensaban sacarlo a Marruecos

A finales de diciembre de 2015, tras la interposición de una denuncia en la Comandancia, la Guardia Civil interceptó en nuestra ciudad un coche de alta gama, concretamente un Maserati Ghibli de más de 90.000 euros, que había sido sustraído a una oficina de alquiler de coches de París, Francia. Los acusados, que fueron “cazados” en el interior del vehículo, han sido vinculados por la Guardia Civil con una presunta red de compraventa (con destino Marruecos) de coches obtenidos por diversos medios, incluido el robo. El Ministerio Fiscal interesó para los acusados la imposición de una pena de 23 meses de prisión por la comisión de un delito de receptación, mientras que la defensa pidió su absolución.
El acusado fue detenido en la gasolinera de General Astilleros
El acusado fue detenido en la gasolinera de General Astilleros

El acusado, un ciudadano marroquí, fue interceptado por la Guardia Civil como sospechoso de haber participado en una agresión sexual

Sobre las 22:30 del 19 de septiembre de 2015, una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil fue alertada por un viandante de que dos marroquíes habían intentado agredir sexualmente a una mujer. Los agentes consiguieron encontrar a uno de los hombres sospechosos de la citada agresión en la calle General Astilleros. Cuando se disponían a identificarlo, el acusado comenzó a amenazar de muerte a los agentes y a sus familias, y se abalanzó sobre uno de ellos esgrimiendo una llave con la que le produjo un leve corte. Finalmente el acusado tuvo que ser reducido por hasta 3 personas (los dos agentes y el ciudadano que denunció). El Ministerio Fiscal llegó a un acuerdo con la defensa y pidió únicamente una pena de 6 meses.
Juzgados de Melilla
Juzgados de Melilla

El acusado, un hombre de nacionalidad argelina, fue sorprendido por la Policía Local en el interior de un coche forzado

Sobre las 05:30 de la madrugada del 31 de diciembre de 2017, una patrulla de la Policía Local “cazó” a dos individuos en el interior de un coche que había sido forzado en la calle General Pintos (barrio del Tesorillo). Cuando los individuos se percataron de la presencia de la Policía salieron a la carrera; uno de ellos consiguió huir saltando al río, pero el otro, un ciudadano argelino, fue finalmente detenido y puesto a disposición judicial. El acusado no llegó a conseguir robar nada, y la propietaria ha renunciado a la indemnización por los daños en el vehículo. El Ministerio Fiscal y la defensa llegaron a un acuerdo que significó una reducción sustancial de la petición de pena por parte de la Fiscalía, de un año a “solo” 6 meses de prisión.
El Ministerio de Justicia aprueba la nueva representación oficial de la CIM

Mohamed Hamed, Samir Mohamed, Abdelhuahid Dris y Ouariachi Mohamed son los nuevos representantes legales de la CIM

La Dirección General de Relaciones con las Confesiones (Ministerio de Justicia) ha aprobado el cambio en la representación legal de la CIM, solicitado a finales de Agosto. Los nuevos representantes serán Mohamed Hamed, Samir Mohamed, Abdelhuahid Dris y Ouariachi Mohamed.
La Audiencia Provincial confirma el archivo de la pieza separada de Tosca

La sentencia del juzgado de instrucción 4, recurrida por la Fiscalía, levantaba la acusación sobre 15 personas

El pasado 27 de julio, el Juzgado de Instrucción número 4 de Melilla se pronunció con respecto a una pieza separada del caso por la Operación Tosca (adjudicación de contratos públicos a la empresa Himosa), en la que se investigaba a 15 personas por la presunta comisión de un delito de prevaricación administrativa. El juzgado acordó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa al no haber hallado acreditación suficiente de la perpetración del delito. La Fiscalía recurrió la decisión alegando que faltaban por practicarse diligencias probatorias, y la Audiencia Provincial ha fallado en contra del recurso, confirmando el sobreseimiento decretado por Instrucción y recordando a la Fiscalía que es imposible practicar las diligencias requeridas estando fuera de plazo.
Los hechos tuvieron lugar en el Real
Los hechos tuvieron lugar en el Real

Los acusados, con antecedentes por un asalto similar, negaron los hechos, alegando que se encontraban en Marruecos

Sobre las 3 de la madrugada del 6 de julio del pasado año, dos hombres asaltaron a una pareja de jóvenes en el barrio del Real. La citada pareja salía del Pub Duna y se dirigía de vuelta a casa cuando los acusados presuntamente los abordaron con el pretexto de pedir un cigarro; posteriormente esgrimieron un cuchillo contra ellos y les pidieron los móviles y el dinero. Los acusados se hicieron con las carteras, los móviles y el bolso de los denunciantes, y huyeron del lugar de los hechos. Días después, los perjudicados señalaron a los acusados durante un reconocimiento fotográfico. El Ministerio Fiscal interesó para los acusados, que tienen antecedentes penales, la imposición de una pena de 3 años de prisión por un delito de robo con violencia con el agravante de instrumento peligroso (por el cuchillo), mientras que la defensa pidió su libre absolución alegando un error en la identificación de los acusados.

La ex consejera de Bienestar Social y diputada autonómica del PP considera “muy injusta y inaudita” la sentencia

María Antonia Garbín
María Antonia Garbín
La ex consejera de Bienestar Social y diputada autonómica del PP, María Antonia Garbín, según ha avanzado a MELILLA HOY, ha anunciado que recurrirá la sentencia de la Sección VII de la Audiencia Provincial de Málaga, con sede en Melilla, después de que este organismo rechazara el recurso presentado y mantuviera para ella la condena de diez años de inhabilitación por prevaricación en el llamado 'Caso abogados', por el que se habrían contratado irregularmente por la administración a abogados.
La AP mantiene la condena sobre María Antonia Garbín
La AP mantiene la condena sobre María Antonia Garbín

El Tribunal falló a favor de los recursos de todos los acusados a excepción de la diputada popular, confirmando así la sentencia a 10 años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público que estableció la Sala 1 de lo Penal

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial ha decretado la absolución de todos los condenados por el caso abogados -revocando la sentencia de la Sala primera de lo Penal de Melilla- a excepción de la diputada popular y exconsejera de Bienestar Social y Sanidad, María Antonia Garbín, a quien el Tribunal ha mantenido su condena a 10 años de inhabilitación por la comisión de un delito continuado de prevaricación. Uno de los magistrados votó a favor de la absolución de Garbín, argumentando que los motivos favorablemente estimados para la nulidad de las demás sentencias eran también válidos para el caso de la diputada.
Se enfrenta a 1 año de cárcel por insultar a su ex tras violar la orden de alejamiento

La denunciante sostiene que su exmarido lleva 3 años insultándola y acosándola con llamadas y mensajes

El pasado día de Navidad, sobre las 20h, el acusado presuntamente se personó en el domicilio de su expareja, con respecto de quien tiene una orden de alejamiento en vigor desde octubre de 2016, para dejar allí a la hija de 3 años que ambos tienen en común. Fue entonces cuando, en presencia de la menor, el acusado procedió a insultar gravemente a su expareja, llamándola “putita” y “yonqui”, y dejando a la niña sola en el umbral. La mujer denuncia que lleva 3 años sufriendo acoso por parte del acusado, quien “no asimila” que ella haya rehecho su vida. El acusado, por su parte, negó rotundamente los hechos que se le imputaban. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 1 año de prisión por un delito de quebrantamiento de condena, más 60 días de arresto domiciliario por los insultos.
0,265625