www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    18 de octubre de 2019

Justicia

Le piden 1 año y 1.200 euros por abofetear e insultar a su pareja

El acusado, un ciudadano marroquí sin antecedentes, convive con la víctima

El pasado 9 de marzo, una mujer volvía del trabajo a su domicilio sobre las 12 del mediodía. Tras llegar a la casa, comenzó una fuerte discusión con su pareja (el acusado) quien -según la versión del Ministerio Fiscal- la habría insultado llamándola “puta de la calle” e “hija de puta”, para posteriormente zarandearla y pegarle un “tortazo” que no produjo lesiones. Ni la mujer denunciante ni el acusado, un ciudadano marroquí sin antecedentes penales y en situación regular, se prestaron a declarar ante el juez. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de un año de prisión por un delito de maltrato en el ámbito de la violencia de género, más el pago de una multa de 1.200 euros por un delito de vejaciones injustas.

El juez decano critica que el Ministerio no diese orden de solucionarlo hasta el miércoles

Piden 2 años de prisión para dos hombres por robar en un vehículo

El matrimonio perjudicado declaró no creer que los acusados hubieran sido los responsables del robo en su coche

El pasado sábado 17 de marzo, alrededor de las cuatro de la tarde, se produjo un robo en un vehículo estacionado en la carretera Hidum. El propietario del vehículo se percató de que dos individuos habían robado en su interior y salió a la carrera tras ellos, en dirección a la carretera de Farhana. Ya en la carretera de Farhana, un tercero le señaló a dos individuos como los autores, y éstos fueron detenidos por la Policía. En el juicio, el matrimonio perjudicado admitió no creer que los acusados, dos ciudadanos marroquíes que venden fruta y verduras en el rastro, fueran los responsables del delito. La Fiscalía pide para ambos 2 años de prisión, mientras que la defensa pidió la absolución por falta de pruebas.
6 meses de prisión por forzar un coche y robar en su interior

Una patrulla de la Policía Nacional le vio en el interior del coche y lo interceptó cuando trataba de darse a la fuga

El 8 de noviembre de 2016 un ciudadano marroquí en situación irregular forzó un vehículo rompiendo la ventanilla delantera izquierda para introducirse en su interior con el objetivo de robar. El acusado fue “cazado” por una patrulla de la Policía Nacional en el interior del coche y trató de darse a la fuga -sin éxito- cuando los agentes le dieron el alto. El propietario del vehículo pudo recuperar todos los efectos sustraídos y no reclamó por los daños, que fueron cubiertos por su compañía aseguradora. El acusado, para el que en principio se pedían 2 años de prisión, no se personó en el juicio y su defensa se adhirió a la petición final de la Fiscalía: 6 meses de cárcel.
Los juzgados de Melilla llevan sin teléfono ni Fax desde el lunes

El juez decano considera “inadmisible” que el Ministerio todavía no haya puesto remedio a la situación actual

Los juzgados están sin servicio de teléfono ni fax desde la mañana del lunes, situación que está provocando serias disfunciones y suscitando un gran número de quejas. El decano de los jueces considera “inadmisible” que no se ponga solución a esta situación, máxime cuando, tras cinco días, ni el técnico ni la pieza han llegado todavía (y no se espera que lleguen a corto plazo)
Le piden 22 meses de prisión por agredir e intentar robar el móvil a una joven

La víctima del robo se resistió y el acusado, quien afirmó estar en un profundo estado de embriaguez, reaccionó golpeándola

Según el relato de la Fiscalía, la víctima se encontraba sacando a su perro el pasado miércoles 14, sobre las nueve de la noche, por la calle Álvaro de Bazán, cuando el acusado le quitó el móvil de un tirón. La chica, lejos de resignarse, agarró al acusado de la capucha y comenzó a forcejear con él, sufriendo golpes y siendo derribada. En este momento intervino un joven que por allí pasaba y que consiguió no sólo quitar al acusado de encima de la víctima, sino también darle alcance y retenerlo hasta la llegada de la policía. El acusado declaró no recordar nada por haber estado “muy borracho” y la Fiscalía pidió para el un total de 22 meses de prisión y 900 euros de multa.
El subinspector de la Policía Local quedó absuelto porque no hubo indicios de culpabilidad

El Juzgado considera que el hecho de que el hombre le diera con la mano a su ex mujer "en la mandíbula inferior, zona de la boca, para que no pronunciase palabra" no tenía carácter lesivo

El Juzgado de lo Penal número de 2 de Melilla absolvió al subinspector de la Policía Local porque, según recoge, "no existen pruebas irrefutables que demuestren su culpabilidad". A petición de la familia, al no estar de acuerdo con el titular de este medio que decía "Absuelto de malos tratos pese a admitir que le dio en la mandíbula para que se callara", al usar sobre todo la palabra “pese” por la carga negativa que pueda tener dicha expresión, ha subrayado que en la sentencia el hombre "niega de forma expresa y contundente los hechos por los que se le acusa, negando cualquier forma de agresión o maltrato el día de autos hacia su ex mujer".
Condenados a 2 años por robar un móvil en la Cañada

Ambos acusados abordaron el coche de las víctimas cuando éste se detuvo, de madrugada, en el barrio de la Cañada de Hidum

El 5 de octubre de 2014, sobre las 02:45, dos jóvenes se encontraban parados en su coche en la Cañada cuando dos individuos abordaron sorpresivamente el vehículo, agarrándolos del cuello y amenazándoles de muerte si no les daban el móvil. Los acusados, que reconocieron los hechos, se hicieron con un Iphone 5S valorado en 200 euros, móvil que nunca fue recuperado. Debido a la conformidad alcanzada, la Fiscalía redujo su petición inicial de 4 años a una final de 2 años.
Le piden dos años de cárcel por robarle el móvil a una mujer de un tirón
El 30 de agosto de 2016 una joven se encontraba hablando por teléfono en la calle Méndez Núñez cuando dos individuos la abordaron por la espalda para robarle el móvil. Uno de ellos, ciudadano marroquí en situación irregular, fue interceptado por un testigo y la Fiscalía pide para él 2 años de prisión.
0,484375