www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    11 de diciembre de 2019

Justicia

Le piden 22 meses de prisión por agredir e intentar robar el móvil a una joven

La víctima del robo se resistió y el acusado, quien afirmó estar en un profundo estado de embriaguez, reaccionó golpeándola

Según el relato de la Fiscalía, la víctima se encontraba sacando a su perro el pasado miércoles 14, sobre las nueve de la noche, por la calle Álvaro de Bazán, cuando el acusado le quitó el móvil de un tirón. La chica, lejos de resignarse, agarró al acusado de la capucha y comenzó a forcejear con él, sufriendo golpes y siendo derribada. En este momento intervino un joven que por allí pasaba y que consiguió no sólo quitar al acusado de encima de la víctima, sino también darle alcance y retenerlo hasta la llegada de la policía. El acusado declaró no recordar nada por haber estado “muy borracho” y la Fiscalía pidió para el un total de 22 meses de prisión y 900 euros de multa.
El subinspector de la Policía Local quedó absuelto porque no hubo indicios de culpabilidad

El Juzgado considera que el hecho de que el hombre le diera con la mano a su ex mujer "en la mandíbula inferior, zona de la boca, para que no pronunciase palabra" no tenía carácter lesivo

El Juzgado de lo Penal número de 2 de Melilla absolvió al subinspector de la Policía Local porque, según recoge, "no existen pruebas irrefutables que demuestren su culpabilidad". A petición de la familia, al no estar de acuerdo con el titular de este medio que decía "Absuelto de malos tratos pese a admitir que le dio en la mandíbula para que se callara", al usar sobre todo la palabra “pese” por la carga negativa que pueda tener dicha expresión, ha subrayado que en la sentencia el hombre "niega de forma expresa y contundente los hechos por los que se le acusa, negando cualquier forma de agresión o maltrato el día de autos hacia su ex mujer".
Condenados a 2 años por robar un móvil en la Cañada

Ambos acusados abordaron el coche de las víctimas cuando éste se detuvo, de madrugada, en el barrio de la Cañada de Hidum

El 5 de octubre de 2014, sobre las 02:45, dos jóvenes se encontraban parados en su coche en la Cañada cuando dos individuos abordaron sorpresivamente el vehículo, agarrándolos del cuello y amenazándoles de muerte si no les daban el móvil. Los acusados, que reconocieron los hechos, se hicieron con un Iphone 5S valorado en 200 euros, móvil que nunca fue recuperado. Debido a la conformidad alcanzada, la Fiscalía redujo su petición inicial de 4 años a una final de 2 años.
Le piden dos años de cárcel por robarle el móvil a una mujer de un tirón
El 30 de agosto de 2016 una joven se encontraba hablando por teléfono en la calle Méndez Núñez cuando dos individuos la abordaron por la espalda para robarle el móvil. Uno de ellos, ciudadano marroquí en situación irregular, fue interceptado por un testigo y la Fiscalía pide para él 2 años de prisión.
Los hechos ocurrieron sobre las 20.25 horas del 16 de diciembre de 2016 en el puerto Noray
Los hechos ocurrieron sobre las 20.25 horas del 16 de diciembre de 2016 en el puerto Noray

La Fiscalía pedía nueve meses de prisión y la acusación un año a un subinspector de la Policía Local denunciado por malos tratos por su ex mujer, aunque finalmente una juez ha considerado que el hombre no cometió delito

Con fecha de veinte de marzo de 2018 se ha dictado sentencia por la Magistrada del Juzgado de lo Penal nº 2 de esta ciudad, en la que absuelve a un Subinspector de la Policía Local de Melilla del que venía acusado por delito de violencia de género como ya relatamos en anteriores ediciones a pesar de la petición de nueve meses de prisión por el Ministerio Fiscal y de un año por la acusación particular.
La Fiscal retira la acusación contra dos jóvenes acusados de robo

En un principio se pedía para ellos 4 y 5 años de prisión, pero la declaración del perjudicado fue muy inconsistente

Dos jóvenes melillenses estaban hasta ayer acusados de agredir y robar a un ciudadano marroquí en las inmediaciones de la zona de Pubs del Puerto Noray, si bien la inconsistente declaración del denunciante y los testimonios de dos trabajadores de un conocido Pub sirvieron para que la Fiscalía, que en principio pedía 4 y 5 años de prisión, acabase por retirar su acusación, quedando los acusados absueltos.
Le piden 1 año de prisión y 17.000 euros por no pagar la pensión alimenticia de su hija

Según su expareja, el acusado nunca ha pagado los 350 euros de la manutención de la hija que ambos tienen en común

Un hombre ha sido llevado ante el juez de la sala primera de lo penal de Melilla por no abonar -nunca- los 350 euros de la pensión alimenticia de su hija. Según el acusado, está en el paro y no tiene ingresos de ningún tipo ni nada a su nombre, motivos por los que vive dependiendo íntegramente de su madre y por los que es incapaz de cumplir con las medidas que se le han impuesto. La Fiscalía sostiene lo contrario y la denunciante, su expareja, afirma que realiza habituales viajes al extranjero (Dubai, Tailandia, etc) y que presume de un buen nivel de vida en Facebook. El Ministerio Público pide para él 1 año de cárcel y el pago de los aproximadamente 17.000 euros que debe de la pensión alimenticia.
La Guardia Civil no acusó a la doctora Karam de expedir “certificados ilícitos”

Esta palabra se utilizó por este medio únicamente con el objetivo de simplificar la realidad para facilitar la comprensión del lector, pero nunca se usó

La palabra “ilícito”, en lo relativo a los certificados médicos emitidos por la doctora Zahra Karam, fue utilizada por este medio únicamente con el objetivo de simplificar la realidad, a fin de facilitar la comprensión del lector en el que es un caso de gran densidad y complejidad, pero es imperativo aclarar que en ningún momento fue pronunciada por la Guardia Civil ni por otra instancia del Tribunal. Si bien la Guardia Civil percibe en las supuestas irregularidades y la falta de concreción de los certificados un indicio de delito, la doctora se ha defendido arguyendo que la falta de concreción se debía a su esfuerzo personal por preservar el derecho a la intimidad de sus pacientes, cuyos certificados iban a ser revisados por los integrantes de la mesa electoral.
Guardia Civil: “Confeccionar las listas fue un auténtico trabajo de chinos”

Los agentes pasaron tres meses cruzando diferentes listas hasta obtener los nombres y direcciones de los votantes por correo

Durante la jornada de ayer continuaron las declaraciones de los Guardias Civiles que participaron en la investigación del llamado caso del “Voto por Correo”. Pese a que declararon un total de cuatro agentes, fue llamativa la información aportada por el primero de ellos, quien se ocupó de cruzar las diferentes listas de que disponían los investigadores para conseguir poner nombre y dirección a las personas cuyo voto aparecía como emitido pero a las que no se les había entregado el sobre en su domicilio. Los guardias también coincidieron a la hora de defender su actuación durante la toma de declaraciones a los testigos.
0,203125