www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    21 de septiembre de 2018

Justicia

Denuncian por conducción temeraria al chofer de un camión sobrecargado

El acusado circulaba en dirección a la zona de carga de Barrio Chino y, según la Guardia Civil, llevaba dos ruedas reventadas

El pasado 23 de abril, la Guardia Civil interpuso una denuncia contra el conductor de un camión jaula de los que se dedican a descargar mercancías del comercio atípico en Barrio Chino por, presuntamente, circular de manera temeraria, al estar dicho camión extremadamente sobrecargado (balanceándose, con riesgo de vuelco) y al encontrarse circulando con los dos neumáticos traseros derechos reventados y desllantados. Tanto el conductor como el copiloto afirman que a las ruedas les faltaba aire, pero negaron haber circulado en las condiciones denunciadas por los agentes. El Ministerio Fiscal pidió para el acusado año y medio de prisión más 2,5 años de retirada del carnet de conducir.
Le piden 1.080 euros de multa por intentar agredir a unos policías

El acusado, en tratamiento psiquiátrico, se subió a un camión militar y se negó a abandonar la zona de seguridad del acceso a la Base Alfonso XIII

Un hombre ha sido juzgado por un delito de resistencia grave a la autoridad, que se le imputó tras ser detenido en uno de los accesos a la Base Alfonso XIII. El acusado se encaramó a un camión militar y se negó a abandonar la zona de seguridad, pese a la insistencia de los guardias de la base, por lo que tuvo que acudir una patrulla de la Policía. Al llegar los policías, el acusado no cesó en su empeño, y trató sin éxito de agredirlos, siendo finalmente reducido y detenido. El Ministerio Fiscal interesó para el la imposición de una pena de 1.080 euros de multa por el citado delito de resistencia grave, petición a la que se adhirió el letrado de la defensa.
Un hombre se enfrenta a una posible pena de 9 meses de cárcel por empujar a un policía

El letrado del acusado afirma que la calificación de “resistencia grave” es exagerada, dado que no hubo violencia alguna

Un joven marroquí, acusado de resistencia grave por propinar un empujón a un agente de Policía en el paso fronterizo de Beni Enzar, se enfrenta a una pena de 9 meses de prisión. Durante el juicio, el acusado negó que el empujón tuviera como objetivo dañar al agente, y denunció un trato excesivamente duro en la frontera.
Le piden 21 meses de prisión por agredir y amenazar a su exmujer

El acusado, ciudadano marroquí, encontró a su exmujer por la calle y presuntamente trató de obligarla a subir a su furgoneta agrediéndola

La víctima, que estuvo casada con el acusado, ciudadano marroquí, hasta hace algo más de un año, denunció haber sido abordada por este en torno a las 7 de la tarde del pasado día 7 de junio. Según la versión de la víctima, su exmarido la insultó y trató de obligarla a subir a su furgoneta, agrediéndola durante el proceso. Al no conseguirlo, desistió, pero la amenazó con cortale la cabeza y huir a Marruecos. La mujer no denunció hasta el día siguiente, cuando contactó con ella un testigo presencial de los hechos. El acusado negó los hechos y achacó la denuncia a la mala relación existente entre ambos, dado que ya le han absuelto por múltiples causas relacionadas con su exmujer. El Ministerio Fiscal pidió para el acusado 21 meses de cárcel y 6 de alejamiento.
Le piden año y medio por lanzar un paquete hachís al interior de la cárcel

El joven, que fue captado por las cámaras de la prisión, negó que el individuo de las imágenes fuera él; “la barba a mi me salió en prisión”

El 25 de junio del pasado año, uno de los vigilantes de seguridad privada del Centro Penitenciario encontró un paquete de hachís en uno de los pasillos por los que hacen las rondas. Tras revisar las cámaras de seguridad del perímetro, la Policía identificó a dos jóvenes (uno de ellos se encuentra en rebeldía, probablemente en Francia) como los autores del lanzamiento del paquete al interior de la cárcel. El joven acusado negó su participación en los hechos y aseguró que el de la imagen no era él. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de año y medio de prisión más 500 euros de multa por un delito de tráfico de drogas.
Los letrados del turno de oficio se manifiestan frente a las torres

Los profesionales piden que se dignifique su profesión y que se aumenten las retribuciones de los letrados del turno de oficio

Un grupo de letrados melillenses se concentró ayer a mediodía a las puertas de las torres del V Centenario, sede de los juzgados, en respuesta al llamamiento de la Red de Abogados de Territorio Común para, aprovechando el día de la justicia gratuita y el turno de oficio, reivindicar la dignificación de su profesión y la mejora de la inversión en justicia y la independencia judicial. Las reivindicaciones de los letrados del turno de oficio incluyen, además de medidas de conciliación familiar y de “dignificación” de la profesión, un aumento del 45% en las retribuciones percibidas por los letrados del turno de oficio, a razón de un 15% de aumento a lo largo de los próximos tres años.
Les piden 2 años por okupar la casa de su tío

La propiedad de la vivienda es aún motivo de litigio entre los familiares

Dos miembros de una misma familia se enfrentaron esta semana en los juzgados a raíz de una denuncia por usurpación y daños interpuesta por el perjudicado contra su sobrino y su hermano, después de que los acusado presuntamente forzaran una vivienda de su propiedad para que el joven, que en el momento de los hechos tenía una situación familiar de necesidad, entrara a vivir en ella. Los acusados negaron que la vivienda sea propiedad del denunciante (algo que todavía está por determinar judicialmente) y su letrado calificó la denuncia como “una sarta de mentiras”. El Ministerio Fiscal, al no percibir dolo, interesó la absolución de los acusados, mientras que la acusación particular pidió para ellos un total de 2 años de prisión por un delito de usurpación, más el pago de 360 euros de multa por un delito leve de daños.
Les piden 2 años de prisión por amenazar de muerte a un tercero por una deuda

Los acusados amenazaron a los perjudicados con navajas y machetes tras haber tenido una fuerte discusión por una deuda aquella misma mañana

Dos ciudadanos marroquíes, padre e hijo, comparecieron en acto de juicio oral esta semana acusados de haber amenazado de muerte a una persona con la que el hijo había discutido por el cobro de una deuda. La discusión fue muy tensa y provocó que el perjudicado se lesionara de manera fortuita. Tras dicho enfrentamiento, padre e hijo supuestamente se personaron en la nave propiedad del perjudicado, portando armas blancas y amenazándole de muerte. El Ministerio Fiscal interesó para ambos acusados la imposición de una pena de 2 años de prisión más el pago de una multa de 320 euros por un delito de amenazas, mientras que la acusación particular optó por retirarse.
El Colegio de Abogados celebra el día de la justicia gratuita

En este día, el Ilustre Colegio de Abogados honra el esfuerzo y la encomiable labor de los letrados del turno de oficio

La justicia gratuita es un pilar fundamental del sistema de Justicia, dado que garantiza la asistencia jurídica a las personas más desfavorecidas, salvaguardando su derecho de defensa. Es por ello que desde el Colegio de Abogados de Melilla, especialmente implicado con la justicia gratuita (debido a la gran demanda que suscita la crisis migratoria), han querido rendir homenaje a los responsables del funcionamiento de este sistema: los letrados del turno de oficio, mediante la lectura de un manifiesto.
Les piden 1,5 años de cárcel por simular un accidente para cobrar el seguro

La acusación fue ejercida por los letrados de las aseguradoras, ya que el Ministerio Fiscal no apreció indicios suficientes de delito en el caso

Dos aseguradoras han llevado a juicio por un presunto delito de estafa a dos individuos que dieron parte tras tener un accidente en enero de 2014. Según el parte, en el que no intervino la Policía Local, uno de los acusados, conduciendo un 4x4, se saltó un STOP y embistió la moto del otro, provocando que fuera declarada “siniestro total” y causándole lesiones de considerable gravedad. Según las aseguradoras, que no el Ministerio Fiscal, el accidente no tuvo nunca lugar, sino que ocurrió en Marruecos, y el propietario de la motocicleta estaba intentando simular que ocurrió en Melilla para poder cobrar los 5.000 euros del seguro. Las acusaciones piden hasta un año y medio de prisión para los implicados, además de la devolución de las indemnizaciones.
0,28125