www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    21 de febrero de 2019

Justicia

Antonio Suárez-Valdés
Antonio Suárez-Valdés

El TSJA rechaza el recurso de la Ciudad Autónoma y le impone el pago de las costas del proceso judicial

La Justicia ha vuelto a dar la razón a un aspirante a la Policía Local que fue eliminado en la prueba psicológica en 2016, después de que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya acordado desestimar el recurso de apelación que presentó la Ciudad Autónoma contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Melilla.
El juicio tuvo lugar el pasado abril
El juicio tuvo lugar el pasado abril

El abogado que lleva el recurso mostró su intención de recurrir a instancias superiores hasta conseguir la absolución de ambos

En abril, dos de los 5 acusados por la muerte de F.B.M., alias “el chita”, fueron sentenciados a 18 años de prisión. Tras la condena, se presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, en el que se alegaban distintos motivos para interesar la nulidad del juicio o el dictado de una sentencia absolutoria. El TSJA desestimó la mayoría de motivos de la defensa, pero sí estimó oportuno considerar un atenuante que había sido soslayado por la Audiencia Provincial, relativo a la excesiva e injustificada duración del proceso (6 años). Consecuentemente, el TSJA rebajó la pena a ambos condenados, de 18 a 16,5 años de prisión.
En caso de sufrir maltrato, denuncia
En caso de sufrir maltrato, denuncia

El acusado afirmó todo era mentira y que su mujer se lo había inventado; la defensa sostiene que la denuncia está motivada por el divorcio

Este mismo 4 de diciembre, según sostiene el Ministerio Fiscal, una mujer melillense sufrió una agresión a manos de su marido -marroquí- tras una discusión de pareja. Según la versión de la denunciante, el hombre llegó borracho de madrugada y, a la mañana siguiente, le exigió que le hiciera el desayuno. La mujer se negó, y el acusado reaccionó propinándole un fuerte puñetazo en la cabeza. La víctima pidió auxilio y el hombre escapó del domicilio. El acusado afirmó que era “todo mentira” y que la mujer se lo había inventado. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 9 meses de prisión.
Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del CETI
Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del CETI

El acusado, un argelino que reside en el CETI, supuestamente robó un teléfono móvil y 60 euros en efectivo

Según la exposición de hechos defendida por el Ministerio Fiscal, el pasado 20 de noviembre, sobre las 11 de la mañana, el acusado, un ciudadano argelino, lanzó una piedra contra la cabeza de un viandante, de nacionalidad marroquí, derribándolo y aprovechando su estado de aturdimiento para robarle el móvil y 60 euros en efectivo. Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió una grave lesión que requirió de atención médica. El acusado niega los hechos, y el Ministerio Fiscal pide para él un total de 4 años de prisión y 540 euros de multa, por los delitos de robo con violencia y lesiones, respectivamente.
Los ladrones intentaron llevarse un Renault Clio
Los ladrones intentaron llevarse un Renault Clio

El acusado, en compañía de otro individuo, forzó la puerta del garaje y se llevó el coche, siendo interceptado en Beni Enzar

La tarde del 5 de diciembre de 2012 se produjo un robo en el concesionario de la Renault ubicado en la calle actor Tavllavi. El acusado -marroquí- en compañía de otro individuo, forzó la puerta del garaje, se hizo con las llaves de uno de los coches, un Renault Clio, y salió conduciendo. Una hora después, fue interceptado en la frontera de Beni Enzar cuando trataba de llevar el coche a Marruecos para su venta. El acusado reconoció los hechos y quedó condenado a un año de prisión.
La pareja fue interceptada en la frontera de Farhana
La pareja fue interceptada en la frontera de Farhana

El acusado fue condenado en abril de este mismo año por un delito de violencia de género, y se le impuso una orden de alejamiento

Cerca de las 18h del pasado 4 de diciembre, un hombre y una mujer se presentaron en la frontera de Farhana para acceder a la ciudad. En el control documental, los agentes pudieron comprobar en la base de datos que el hombre -el acusado- tenía una orden de alejamiento con respecto de la mujer que le acompañaba, su pareja, dictada por un juez el pasado abril. El hombre negó que fueran juntos, aduciendo un encuentro fortuito, si bien tanto policías como guardias civiles declararon lo contrario. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 1 año de prisión por un delito de quebrantamiento de condena.
Le piden 10 meses de prisión por golpear a su mujer embarazada y echarla de la casa

El acusado, sin antecedentes y recién casado, sostiene que la denuncia está únicamente motivada por la obtención de “los papeles”, y afirma que es su suegro el que siempre ha agredido físicamente a su mujer

El 16 de noviembre de 2018 se produjo una discusión en el seno de un matrimonio; dicha discusión acabó con el marido presuntamente propinando una brutal paliza a su mujer, que estaba (y sigue) embarazada, para posteriormente “abandonarla” en la rotonda de Beni Enzar. El acusado niega los hechos, afirma que es el padre quien ha abusado físicamente de su mujer, y achaca la denuncia a que “las mujeres embarazadas odian a los hombres” y a que la mujer, de nacionalidad marroquí, está denunciándole para “conseguir los papeles”. El Ministerio Fiscal pide para él una pena de 10 meses de prisión, más 2 años de alejamiento. La defensa pidió la absolución del acusado.
Se enfrenta a 4 años por apuñalar en el pecho a su “amigo” durante una discusión

El acusado: “Yo no he sido, pero por desgracia tengo antecedentes por esto mismo, y siempre me señalan a mi en las fotos”

A mediodía, el 15 de diciembre del pasado año 2017, dos jóvenes discutían en un cafetín ubicado en las naves del SEPES cuando uno de ellos, supuestamente el acusado, sacó una navaja y comenzó la lanzar puñaladas, llegando a impactar una de las cuchilladas en el pecho de la víctima. Durante el juicio, el perjudicado se retractó de sus declaraciones previas y afirmó que no era capaz de asegurar que el acusado, su amigo, con el que comparte condena en prisión, fuera el joven que le apuñaló. El Ministerio Fiscal, a pesar de ello, siguió pidiendo para el joven una pena de 4 años de prisión por un delito de lesiones.
Juzgados de Melilla
Juzgados de Melilla

El acusado formaba parte de un grupo de 4 marroquíes que fueron detenidos en plena agresión, cuando arrastraban a la chica a un callejón

La madrugada del 3 de abril de 2010 se produjo una agresión sexual en la calle General Polavieja. Un grupo de 4 marroquíes abordó a una mujer en plena calle, y los hombres comenzaron a golpearla, insultarla y realizarle tocamientos. Un grupo de agentes de la Policía se percató de los gritos de la víctima y acudió en su auxilio, deteniendo al acusado, quien durante el juicio negó su implicación en los hechos y aseguró que había presenciado la agresión de lejos. La Fiscalía pide para él un total de 3 años de prisión, más 5 años de alejamiento. El juez dictó su ingreso en prisión preventiva a la espera del dictamen de la sentencia, por el riesgo evidente de que el acusado huya a su Marruecos natal para huir de una posible condena.
El vehículo fue detenido en la circunvalación
El vehículo fue detenido en la circunvalación

El conductor exculpó al copiloto, asegurando que lo recogió por el camino para hacerle un favor

La mañana del 23 de mayo de 2017, una furgoneta fue detenida a la altura de la granja Taramunti, en la circulvalación. Los agentes venían haciéndole un seguimiento y, al registrarla, encontraron en su interior 10Kg de hachís. La policía detuvo a los dos tripulantes del vehículo, y se les imputó el mismo delito. Sin embargo, durante el juicio, el conductor exculpó al copiloto, asegurando que únicamente lo estaba llevando de un punto a otro de la ciudad. El conductor reconoció los hechos y se mostró conforme con la petición final de la Fiscalía:3 años de prisión más el pago de una multa de 20.000 euros.
0,3125