www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    12 de noviembre de 2019

Justicia

El principal testigo del caso voto por correo, Nordin Abdel-lah, explicó ayer que para comunicarse por teléfono con el secretario de Organización del PSOE y coordinador de campaña, Alonso Díaz, debía utilizar un lenguaje en clave para extremar las precauciones, por si tenían los teléfonos intervenidos.
En un momento de su declaración, el principal testigo, Nordin Abdel-lah, reconoció que era consciente de que lo que se estaba haciendo en la sede de Juventudes Socialistas era “una infracción”. Y así lo dijo cuando relató el susto que vivió cuando un día, mientras estaba trabajando en la sede de Juventudes Socialistas, se presentó una mujer con acento de fuera de Melilla.
Ikram Aanan sólo respondió ayer a la Fiscalía, y hoy hará lo propio con su abogado defensor
Ikram Aanan sólo respondió ayer a la Fiscalía, y hoy hará lo propio con su abogado defensor (Foto: Guerrero)

Ikram Aanan presidía la asociación ASIS cuando, según relató, le “cohibieron” para que enchufara a personas “concretas” en el plan de acción social subvencionado por el Estado, ya que no se las había podido meter en los planes de empleo de 2008

A diferencia de Nordin Abdel-lah, la otra testigo principal del caso voto por correo, la exsecretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Melilla (JSME), Ikram Aanan, no pactará con la Fiscalía porque su abogado solicitará su libre absolución. Su declaración ayer a la fiscal estuvo plagada de detalles, “el 80% innecesarios”, tal y como le dijo el presidente del tribunal, Federico Morales, para exigirle concisión en sus respuestas. Pero una de las cosas en las que más hizo hincapié Aanan fue el hecho de que la trama del voto por correo no se limitó a usar los planes de empleo para comprar votos para la candidatura PSOE-CPM en las generales de 2008, sino que también intentó “pagar favores” utilizando las subvenciones a entidades sociales.
Ikram Aanan, en su época como secretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Melilla (JSME)
Ikram Aanan, en su época como secretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Melilla (JSME)
La exsecretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Melilla (JSME), Ikram Aanan, relató que desde que en los últimos años se ha sentido presionada, intimidada y amenazada por haber denunciado públicamente que “lo que se cometió era un acto irregular de manipulación y compra de votos por correo”. Así lo expuso en un artículo de opinión publicado en MELILLA HOY, en febrero de 2010, que redactó desde Rabat por su indignación tras leer a una dirigente de CPM acusar al Gobierno de utilizar a la población desfavorecida de Melilla para su beneficio político.
Los próximos en declarar serán Dionisio Muñoz y Mustafa Aberchán

El juicio se reanuda hoy con la continuación de la declaración de Ikram Aanan

Tras la primera sesión del juicio del caso voto por correo, que ayer se prolongó durante cuatro horas, hoy se celebrará la segunda para que la exsecretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Melilla (JSME), Ikram Aanan, continúe con su declaración, a la que le quedan las preguntas de su abogado.
Apenas sobraban sillas ayer en la sala de vistas de la Audiencia Provincial. Entre el público había varios dirigentes de PSOE y CPM que no están como investigados en el caso pero que acudieron a respaldar a sus compañeros.
Federico Morales, presidente de la Audiencia Provincial de Melilla
Federico Morales, presidente de la Audiencia Provincial de Melilla
El juicio del caso voto por correo se retoma el martes 14 de noviembre tras nombrar el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía un sustituto para el magistrado Juan Rafael Benítez Yébenes, que estará de baja médica durante un mes y medio, después de dos suspensiones, la primera el martes 10 octubre al cambiar de abogado el principal testigo y el lunes 6 de noviembre por enfermedad de uno de los tres magistrados que conformarían el tribunal.
Si se aceptan los planteamientos de las defensas, decaerían los  86 años de cárcel y 205 millones de multa que pide la Fiscalía
Si se aceptan los planteamientos de las defensas, decaerían los 86 años de cárcel y 205 millones de multa que pide la Fiscalía

También solicitan la nulidad por una vulneración de un proceso de garantías e igualdad, y por “falta de control judicial”

Los abogados de los acusados por pertenecer a una supuesta red de blanqueo de capitales y alzamiento de bienes, que desde ayer están siendo juzgados en la Audiencia Provincial con sede en Melilla, para los que se piden un total de 86 años de cárcel y 205 millones de multa, han solicitado al tribunal que declare nulas las escuchas telefónicas porque no quedarían probadas su fidelidad, las mismas se habrían realizado de forma prospectiva (a futuro), sin comprobar si las traducciones del “shelja” al español serían correctas y sin declarar fecha de finalización, a un total de 37 números de teléfonos pertenecientes a 12 personas.
La Audiencia Provincial celebra hoy la vista de cuestiones previas de este importante juicio, que se prolongará durante 6 meses
La Audiencia Provincial celebra hoy la vista de cuestiones previas de este importante juicio, que se prolongará durante 6 meses

Entre los acusados hay 7 empleados de una sucursal bancaria de Melilla, cuya “connivencia, beneplácito, condescendencia e ignorancia deliberada” permitió a la red burlar la Ley de Prevención de Blanqueo y las normas internas del banco

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Málaga, con sede permanente en Melilla, acoge hoy la vista de cuestiones previas de un importante juicio contra una red de blanqueo de capitales que se prolongará durante más de seis meses desde el próximo 11 de diciembre. La Fiscalía pide para los 13 acusados un total de 86 años de prisión y multas por más de 205 millones de euros por presuntos delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Entre los acusados hay 7 empleados de una sucursal bancaria de Melilla, a los que la Fiscalía acusa de haber ayudado a esta red a burlar la Ley de Prevención de Blanqueo y las normas internas del banco.
Los acusados, testigos, periodistas y público aguardaron en un angosto pasillo el inicio de la vista
Los acusados, testigos, periodistas y público aguardaron en un angosto pasillo el inicio de la vista

Provocó que más de uno sudara la "gota gorda", tanto por el calor como por los nervios

La segunda planta de la torre que acoge los juzgados de Melilla se convirtió ayer, pasadas las nueve de la mañana, en un "enjambre" de personas. La estrechez de los pasillos provocó que más de medio centenar de semejantes, entre encausados, abogados, periodistas y ciudadanos que iban a seguir el juicio en calidad de familiares, amigos o curiosos, todo ello con el sol asomando por los inmensos ventanales de las Torres V Centenario, provocó que más de uno sudara la "gota gorda", como si de un partido de fútbol se tratara, sobre todo aquellos que iban vestidos con traje y corbata. Si a ello se le suman entrar a un juicio donde se piden nada menos que 231 años de prisión para 30 almas, no era de extrañar que la espera se hiciera cuanto menos incómoda.
0,515625