www.melillahoy.es
Melilla Hoy 23/10/2017    20 de octubre de 2019

Semana Santa

La Piedad y al fondo, el Palacio de la Asamblea
La Piedad y al fondo, el Palacio de la Asamblea (Foto: Guerrero)

Un año más y desde el 25 aniversario de la fundación de la Cofradía, el Cristo de la Buena Muerte acompañó a la virgen

Ni las bajas temperaturas ni el éxodo vacacional que ha dejado Melilla prácticamente huérfana, ha impedido a la Semana Santa melillense contar con el respaldo y cariño de su pueblo. Ejemplo de ello el vívido Viernes Santo en el que tres cofradías lograron hacer su estación de penitencia sintiéndose arropadas por los melillenses. Este fue el caso de la Cofradía del Humillado que sacó a la calle la Virgen de la Piedad, la hermosa talla bellamente restaurada, portada sobre los hombros de hombres y mujeres anónimos que cubrían sus rostros con terceroles negros.
Salida del trono del Santo Entierro
Salida del trono del Santo Entierro (Foto: Guerrero)

El vicario episcopal afirmó que la crucifixión es la victoria sobre la muerte, "porque Dios con este sacrificio, nos da la vida eterna"

La Cofradía del Nazareno, la más antigua de Melilla, vivió el viernes su día grande, después del hermoso Lunes Santo y el pletórico Miércoles Santo. A las diez menos cuarto de la noche y desde la Plaza de Toros, iniciaban su estación de penitencia el Cristo del Socorro, el Santo Entierro y María Santísima de los Dolores en su Soledad. Las calles rebosaban sorprendentemente de ciudadanos que acudían a arropar con su presencia y oraciones su Semana Santa en el tramo más triste y difícil, acompañando al Cristo de las buganvillas, al Santo Entierro y a la Dolorosa en su peregrinar resignado.
La Soledad, la Señora de Melilla, en la calle
La Soledad, la Señora de Melilla, en la calle (Foto: Guerrero)

La Señora de Melilla recuperó la subida por la escalera de acceso a la calle Cánovas y recibió una vez más el cariño de una ciudad volcada

La siempre emotiva noche del Viernes Santo melillense contó este año con Salvador Saavedra como la persona encargada de conducir el acto de desagravio a la Virgen de la Soledad, a la que además de pedir que proteja Melilla, le trasladó el mensaje de que ella nunca estará sola, porque los melillenses la quieren y acompañan. La salida procesional de la Virgen contó en esta ocasión con algunas novedades, como por ejemplo recuperar la subida por la empinada escalera de acceso a la calle Cánovas, además de una nueva corona y un manto más corto.
El presidente de la Ciudad ha estado con todas las cofradías desde el pasado domingo
El presidente de la Ciudad ha estado con todas las cofradías desde el pasado domingo

Según ha declarado Juan José Imbroda, que ha estado presente en todas las procesiones que han tenido lugar estos días

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha subrayado, cuando está a punto de concluir la Semana de Pasión, que "Melilla celebra una bellísima Semana Santa y todos los melillenses debemos disfrutar de sus pasos", lamentando únicamente que el Domingo de Ramos tuviera que suspenderse la procesión inicial por problemas de mal tiempo.
Se ha restaurado la cara y las manos de la Piedad
Se ha restaurado la cara y las manos de la Piedad

El Humillado procesiona la renovada imagen de la Piedad, la Soledad estrena corona y amplia recorrido y el Santo Entierro viste de oficialidad la Semana Santa

A la espera de que la climatología no ponga dificultades, tres hermandades procesionan este Viernes Santo. La Cofradía del Humillado será la primera en salir, a las nueve menos cuarto de la noche, con María Santísima de la Piedad, recientemente restaurada. A las diez menos cuarto y desde la Plaza de Toros, iniciará su estación de penitencia el Santísimo Cristo Yacente, acompañado por el Cristo del Socorro y María Santísima de los Dolores en su Soledad. A las once de la noche la Virgen de la Soledad saldrá en procesión, estrenando manto, corona y amplía recorrido.
Magnífico trono del Cristo de la Paz
Magnífico trono del Cristo de la Paz (Foto: Guerrero)

La Cofradía de la Soledad vivió uno de los momentos más especiales de la Semana Santa, antesala del pletórico Viernes Santo

El Cristo de la Paz, portado sobre un Gólgota de flores moradas y rosas rojas, cumplió ayer con su estación de penitencia en la sobrecogedora noche del Jueves Santo. La bajada de temperaturas provocada por las rachas de viento no mermó afluencia de público a esta salida procesional en la que la cofradía de la Soledad quiso homenajear a Manuel Jiménez, el que fuera capataz del trono del Cristo, poniéndole su nombre a uno de los varales. Un numerosísimo público arropó la estación de penitencia de la hermandad del centro.
Salida del Flagelado
Salida del Flagelado (Foto: Guerrero)

La Virgen pudo lucir, a pesar del viento, su palio completamente remozado y el Flagelado emocionó a los presentes

Con el respaldo y cariño de numerosos vecinos de Cabrerizas, la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Flagelación y Nuestra Señora del Mayor Dolor inició ayer su ansiada estación de penitencia, con sus varales ocupados por hombres y mujeres de trono, comprometidos con su cofradía y con su palabra. La banda de cornetas y tambores quiso homenajear a su titular, estrenando una nueva marcha procesional, la titulada "El ángel de la madrugada". El Tercio y la Guardia Civil, acompañaron a los sagrados titulares de la entrañable cofradía del barrio de Cabrerizas y Batería Jota.
El liberado, con la túnica de la cofradía, junto a las autoridades
El liberado, con la túnica de la cofradía, junto a las autoridades (Foto: Guerrero)

El ya ex recluso será tutelado durante un año por la Cofradía y por el Voluntariado Cristiano de Prisiones para ayudarle en su reinserción

Melilla volvió a ser reflejo de lo que debe ser la celebración del día del Amor Fraterno gracias al acto de liberación de un preso que por decimoctava ocasión desarrolló la Cofradía del Cautivo en su estación de penitencia, en el siempre conmovedor Jueves Santo. El beneficiario de esta medida es un hombre de religión cristiana, con las iniciales J.L.F.S., que cumplía una pena de un año, 36 meses y 31 días tras acumular seis delitos por causas diversas como amenazas en el ámbito familiar, lesiones, atentado y quebrantamiento de pena. Será tutelado durante un año por la Cofradía y por el Voluntariado Cristiano de Prisiones para ayudarle en su reinserción.
Acto de liberación del pasado año
Acto de liberación del pasado año

En su estación de penitencia, la Cofradía del Cautivo realizará esta noche la liberación número dieciocho de un reo

Las cofradías melillenses se preparan para vivir, con toda su intensidad, el siempre emotivo Jueves Santo, el Día del Amor Fraterno, en el que las calles de la ciudad serán testigo de las salidas procesionales de los tronos del Cautivo y El Rocío desde el barrio de la Victoria, el Cristo de la Paz desde el Sagrado Corazón, así como El Flagelado y el Mayor Dolor desde Cabrerizas. El deseo de los hermanos mayores es que el tiempo les acompañe y que los melillenses les arrope, tal como vienen haciendo a lo largo de esta Semana Santa.
La siempre compleja salida del trono del Nazareno desde la plaza de toros
La siempre compleja salida del trono del Nazareno desde la plaza de toros (Foto: Guerrero)

Como viene ocurriendo desde 2009, la Virgen de las Lágrimas salió en paso sevillano arropada por la primavera melillense

Melilla respondió al llamamiento y Nuestro Padre Jesús Nazareno no faltó a su cita del Miércoles Santo con sus varales cuajados de portadores, hombres y mujeres de trono que arrimaron el hombro para que el Señor de Melilla siguiera presente en la Semana Santa melillense como viene ocurriendo desde 1660. Minutos después, a pasito corto, a ritmo de bellísimas chicotás, la Virgen de las Lágrimas procesionó envuelta en el calor del público y con una vela especial, en su candelería, dedicado a los enfermos. Lo hizo en paso sevillano, como viene ocurriendo desde 2009.
0,15625